LOS ASESINATOS FASCISTAS EN UCRANIA Y LA LIBERTAD DE PRENSA

El mismo día en que se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, pudimos asistir a un clamoroso ejercicio de manipulación mediática que deja de nuevo en evidencia qué tipo de prensa y de medios de comunicación tenemos.

 
Este sábado 3 de mayo, se produjo el asesinato de 46 personas después de que grupos neonazis del llamado Sector Derecho ucraniano incendiaran la Casa de los Sindicatos en la ciudad de Odesa, donde también resultaron heridas más de 200 personas. Algunas de las personas que trataban de salir del edificio incendiado para salvar su vida, incluso saltando por las ventanas, eran golpeadas brutalmente por los criminales fascistas que les esperaban a la salida para rematarlos, al más puro estilo nazi (ver vídeo). Incluso algunos de estos asesinos fascistas llegaron a disparar contra las personas que se asomaban a las ventanas del edificio huyendo de las llamas y el humo (ver vídeos). Recordemos que estos extremistas asesinos forman parte del régimen golpista de Ucrania con sede en Kiev, instalado en el poder gracias al apoyo de los EE.UU y la Unión Europea de las “libertades” y la “democracia”. También en la madrugada de este sábado en la ciudad de Kramatorsk, en la región de Donetsk, se produjo la muerte de 10 civiles y hubo más de 30 heridos después de que la Guardia Nacional de Ucrania abriera fuego contra la población civil que formaba una cadena humana tratando de impedir el avance de los militares y demás mercenarios a las órdenes de la OTAN y el Departamento de Estado de EE.UU.
 
Ante estos y otros muchos hechos aberrantes ejecutados por los neonazis apoyados por las “democracias” occidentales, los grandes medios de desinformación masiva han actuado como de costumbre, ocultando y manipulando la información para convertir a los verdugos en víctimas y presentar a las víctimas como los únicos responsables de los sucesos que tienen lugar en Ucrania y en cualquier parte del mundo. Pongamos un ejemplo: el diario El País llevaba este sábado el siguiente titular a su portada: “Los choques con rebeldes pro-rusos causan decenas de muertos en Odesa”. Es decir, que según el titular no existen agresores y agredidos, sino unos “choques” que han producido varios muertos, parece ser que de ambas partes. Nada más lejos de la realidad. Y subtitulaba: “El incendio de un edificio en los enfrentamientos provoca 31 muertos”. Dicho de esa forma parece que el incendio fue provocado por un accidente. No se indica en ningún momento que el incendio fue provocado con la intención de asesinar a las personas que se encontraban dentro del mismo, ni micho menos que quienes lo provocaron son los neonazis ahora en el gobierno golpista de Ucrania, al cual apoya este medio. Sin embargo, un segundo subtítulo sí trataba de dejar claro quiénes son los culpables de la violencia: “Rusia descarta la vía pacífica tras la ofensiva de Kiev en el este”. Parece ser, según la versión distorsionada de este medio, que es Rusia quien no quiere la paz y apuesta por la violencia en la zona, mientras que el régimen ucraniano lucha contra “terroristas” y “separatistas” violentos y un supuesto imperialismo ruso, a la vez que EE.UU y la UE estarían haciendo todo lo posible en el plano político y diplomático para llegar a un acuerdo pacífico. De nuevo, nada más lejos de la realidad.

Otro ejemplo, de los muchos que se podrían citar, lo encontrábamos en la pagina de la BBC que también contribuía a la manipulación de los hechos: “(…) más de 30 personas murieron en la ciudad de Odesa, en el suroeste del país, en un incendio que se inició tras enfrentamientos entre activistas prorrusos y simpatizantes de la unidad ucraniana. Horas después, las autoridades confirmaron que los choques entre facciones dejaron en total 42 muertos. No está claro qué causó el incendio en un edificio sindical pero, de acuerdo a reportes, ambos bandos estuvieron lanzando cócteles molotov (…)”. ¿”Ambos bandos” lanzando cócteles molotov? ¿víctimas y verdugos en el mismo saco? 

 
No hace falta ser periodista para darse cuenta de que hay una intencionalidad política clara en la “información” que difunden estos medios corporativos, y no sólo en prensa escrita o digital sino a través de la televisión y las emisoras de radio. Esta forma de tergiversar la realidad no se limita al caso de Ucrania, sino a todos y cada uno de los lugares donde las corporaciones y los gobiernos occidentales tienen algún tipo de intereses económicos y geopolíticos. En los grandes medios corporativos existe una única versión de lo que ocurre en el mundo, una única interpretación de los hechos, y una única forma de solucionar los conflictos. Los gobiernos y los grandes medios occidentales imponen a la población la dictadura del pensamiento único. Todo lo demás no existe, y aquellos que tengan la osadía de decir lo contrario serán acusados de ser un peligro para la paz mundial, la libertad y la democracia.    
 
Lo visto este sábado a raíz de la barbarie fascista en Ucrania es sólo un simple ejemplo de la sutileza con la que diariamente estos medios en lugar de informar se dedican a difundir ideología. La ideología que beneficia y que defienden los grandes propietarios de estos medios de comunicación – que son las grandes corporaciones financieras y empresariales -, cuyo epicentro político y propagandista principal se encuentra en Washington.
 
 

Anuncios

  1. Mikel Itulain

    Los medios de comunicación corporativos están haciendo lo contrario a la guerra contra Libia. Allí apoyaron a los apodados como “rebeldes”, aunque fuesen en realidad mercenarios islamistas de Al Qaeda al servicio del poder económico occidental. Aquí, a los rebeldes reales, que buscan escaparse del yugo del fascismo que cae sobre ellos, se les difama y se les ignora.
    Enhorabuena por este informe tan bueno, tan aleccionador y tan claro.
    Saludos.

    Me gusta

  2. ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ

    Pues si Mikel. Manipulan las palabras en función de sus intereses: los terroristas se convierten en “rebeldes” en Libia o en Siria. Los fascistas violentos se convierten en “pacíficos estudiantes” en Venezuela. Las personas que tratan de defenderse y distanciarse del fascismo son “separatistas violentos” en Crimea y otras regiones de Ucrania. En nombre de los derechos humanos se justifica un bloqueo criminal contra Cuba que nadie apoya en la ONU, sin embargo el borbón viaja a Bahreim o Arabia Saudí a hacer negocios para las corporaciones del IBEX 35 y nadie dice nada, ya no se acuerdan de los DD.HH. En Ecuador, Bolivia, Argentina, Venezuela, Cuba…. se atenta contra la “libertad de expresión” pero el asesinato masivo de periodistas en Colombia o México son ocultados o considerados como accidentes o anécdotas. Las elecciones en Venezuela son “fraudulentas” pero las celebradas recientemente en Afganistán o Irak son un éxito de la democracia occidental, etc., etc., etc. Actúan con una hipocresía y un cinismo tan descarado que repugna.

    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s