EL SILENCIADO GENOCIDIO DEL PUEBLO PALESTINO CON EL APOYO DE OCCIDENTE

 

Es bien conocida ya la miopía selectiva de la que hacen gala los grandes medios corporativos a la hora de presentarnos los acontecimientos que se desarrollan en el mundo. Las víctimas inocentes son ocultadas o resaltadas en función de a quién pueda beneficiar su muerte. De esta forma, por ejemplo, los 40 niños y cientos de víctimas civiles asesinadas en el sureste de Ucrania por las balas y los bombardeos del ejército neonazi de Kiev – patrocinado por la OTAN – son invisibles a los ojos de los mercenarios mediáticos occidentales. Esta semana el ejército ucraniano – que viola constantemente su “tregua” trampa utilizando incluso armas químicas – abrió fuego contra un autobús lleno de periodistas rusos cerca de un cuartel militar en Donetsk matando al veterano camarógrafo Anatoli Klián (ver vídeo). Son ya 5 los periodistas asesinados en el este de Ucrania. Los fascistas apoyados por EE.UU y la UE no quieren testigos incómodos que difundan sus crímenes. Los periodistas de los grandes medios occidentales no parecen muy preocupados por estos hechos. Una sola víctima se convierte en un hecho intolerable y digno de condena política y mediática internacional si el responsable del hecho es un gobierno soberano que no se somete a las órdenes de Washington. Cientos de víctimas inocentes se convierten en invisibles o en “daños colaterales” si el responsable cuenta con el apoyo de EE.UU y sus títeres europeos. Así de cruel y de cínico es su comportamiento.  

 
Esto mismo está ocurriendo en Palestina en las últimas semanas, donde la vida de los niños y la población civil no parecen tener la categoría suficiente como para provocar la rotunda condena política y mediática internacional. El pasado 12 de Junio se produjo la desaparición de tres jóvenes colonos israelís en Al Khalil (Hebrón). El gobierno sionista de Benjamin Netanyahu culpa al movimiento Hamás del secuestro de estos colonos, a pesar de que no ha podido presentar ninguna evidencia que apunte en esa dirección. Ningún movimiento ni fuerza política palestina reconocida se ha adjudicado dicha acción tampoco. Ni siquiera está claro que haya sido un secuestro. A pesar de ello, bajo el argumento de “buscar” y “rescatar” a los colonos, los sionistas encontraron una excusa perfecta para iniciar de nuevo una violenta campaña criminal contra el pueblo palestino, un despliegue de tropas militares que no se recordaban desde el estallido de la segunda Intifada que se extendió entre 2000 y 2005 y en la cual murieron cerca de 5.600 palestinos a manos de militares de Israel. Eso sin olvidar la operación “Plomo Fundido” de 2008 que provocó la muerte de 1.400 personas tras 22 días de bombardeos, más de 300 de las víctimas eran menores de edad.

Los datos de esta criminal operación militar llamada “Guardián del Hermano” hablan por sí mismos y por desgracia las cifras de la masacre aumentan cada día. En estos momentos son ya 12 personas asesinadas por el régimen de Israel – incluido niños -, son cientos los heridos graves debido al bombardeo israelí sobre la Franja de Gaza (el pasado 26 de junio se cumplieron 8 años de asedio y bloqueo de Gaza, donde un 70% de sus casi dos millones de habitantes viven por debajo del umbral de la pobreza), son 600 las personas detenidas sin justificación ni garantías judiciales, además se producen de forma masiva allanamientos a miles de hogares y la demolición de cientos de viviendas palestinas. Más de 200 palestinos secuestrados (no pueden calificarse como “detenidos”) están en huelga de hambre desde el 24 de Abril pasado en defensa de sus derechos humanos más básicos y contra la ilegítima “detención administrativa” que permite a Israel retener indefinida y arbitrariamente a cualquier ciudadano palestino sin levantarle cargos y sin permitirle asistencia legal. Ni que decir tiene que si un sólo “opositor anticastrista” bien pagado en dólares se pusiera en “huelga de hambre” en Cuba se enteraría todo el planeta, como ya ocurrió en otras ocasiones anteriormente.
 

“(…) En las dos últimas semanas fueron asesinados seis jóvenes palestinos por disparos en Cisjordania, entre ellos un niño de 13 años. Dos ancianos – un hombre de 76 años y una mujer de 79 – murieron de ataques cardíacos cuando las fuerzas de ocupación sionistas irrumpieron de madrugada en sus hogares destruyendo sus bienes y maltratando y aterrorizando a sus familiares, incluido a niños pequeños. Un bebé de cuatro meses falleció por la imposibilidad de ser trasladado al hospital a causa del cerco militar impuesto en toda Cisjordania, especialmente en Hebrón y Nablús. Alrededor de 600 palestinos y palestinas han sido secuestrados en estos últimos 14 días por las fuerzas de ocupación israelíes, entre ellos 23 diputados al Parlamento Palestino, incluyendo a su presidente, el Dr. Aziz Dweik, quién fue detenido el 16 de Junio en mitad de la noche y sacado esposado de su casa, sin presentárseles cargos ni permitirse la presencia de abogados. Más de 120 heridos de diversa gravedad, entre ellos tres miembros de una misma familia al explotar una granada que el ejército de ocupación utilizó para derribar la puerta de la vivienda. 132 palestinos secuestrados por Israel que habían sido liberados en el intercambio del soldado sionista Gilad Shalit, fueron apresados nuevamente, entre ellos Samer Issawi, quien el año pasado protagonizó una heroica huelga de hambre durante 8 meses y estuvo a punto de fallecer antes de ser liberado por sus captores. Alrededor de 1.300 allanamientos, con robo y destrucción de bienes en los sitios allanados, entre estos, hogares, universidades, escuelas, sedes de movimientos palestinos, entre otros. (…) Desde la segunda semana de Junio casi todas la noches la franja de Gaza ha sido bombardeada por las fuerzas de ocupación israelíes, causando ya 3 muertos y más de 10 heridos, entre ellos varios niños y un bebé en estado crítico (…)”. [la activista Valeria Cortés, desde Gaza]
 
Ante estos hechos siempre surge la misma pregunta: ¿qué ocurriría si todos estos crímenes tuvieran lugar en Cuba, Venezuela, Bolivia,.. o Siria, Irán, o Rusia, por ejemplo? ¿Qué estarían diciendo los gobiernos, medios de comunicación, instituciones y ONGs occidentales?
 
Observemos de nuevo con qué descaro aplican un “doble estándar” o doble rasero según sus intereses particulares: El pasado 14 de abril fueron secuestradas 276 niñas en una escuela de Chibok, en Nigeria. Saltaron todas las alarmas en los medios de comunicación. Barack Obama pidió la movilización de la “comunidad internacional” para salvar a las niñas secuestradas, algo que obtuvo una respuesta positiva e inmediata de sus lacayos europeos. Incluso Michelle Obama iniciaba una campaña en las redes sociales a la que se unieron multitud de conocidos demagogos: #Bring Back Our Girls (Traer de vuelta a nuestras niñas, reclamaban). Más allá de la propaganda, detrás de toda esta “operación humanitaria” se encuentran los planes imperialistas de EE.UU no sólo en Nigeria sino en todo en África (leer ¿Quién financia a Boko Haram? Lo que no te cuentan sobre el secuestro de las niñas nigerianas). Sin embargo estos mismos gobiernos, medios, instituciones, organizaciones, etc. que tan preocupados se mostraron por las niñas nigerianas – lo hacían para justificar el aumento de tropas de la OTAN en África, que se ha incrementado en estos últimos años en todo el continente – no han abierto la boca ni movido un sólo músculo para defender los Derechos Humanos más elementales de otros niños que en estos momentos están siendo pisoteados: los 250 niños palestinos secuestrados por Israel en las últimas dos semanas. Si dicen que la preocupación de estos gobiernos occidentales es defender los “Derechos Humanos” y la “democracia”, si fueran coherentes con los principios que dicen defender, ¿no tendrían también que defender la vida y los derechos de estos niños palestinos y actuar en consecuencia?

En los últimos 14 años Israel ha asesinado a 1.500 niños palestinos, y más de 10.000 menores palestinos han sido arrestados y 200 se encuentran bajo detención israelí sufriendo maltratos físicos y psicológicos sin que los gobiernos occidentales, los medios de comunicación y las instituciones políticas y tribunales internacionales hayan hecho y dicho nada al respecto (ver vídeo). La autoridad israelí es la única autoridad en el mundo que procesa en tribunales militares a niños sin ni siquiera asegurarles un juicio justo y con garantías. A pesar de todo esto el régimen de Israel es considerado una “democracia” y su gobierno es un “aliado” de las “democracias” occidentales y los grandes medios de comunicación. Claro que EE.UU no está tampoco en condiciones de dar lecciones  a nadie, puesto que hasta el año 2005 muchos niños detenidos en EE.UU eran condenados a la pena de muerte y hoy en día muchos niños cumplen cadena perpetua en las cárceles estadounidenses. ¿Qué ocurriría, qué dirían y qué harían los medios corporativos y gobiernos occidentales si estos hechos ocurrieran en Cuba o Venezuela, por ejemplo?

(…) En marzo de 2013, un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) indicó que los niños palestinos arrestados por el ejército del régimen israelí son sistemáticamente maltratados, hecho que viola, de manera flagrante, el derecho internacional. Otro informe de Unicef corrobora que solo el régimen usurpador de Tel Aviv procesa sistemáticamente a los niños en los tribunales militares y les somete a castigos brutales e inhumanos (…).

Finalmente este lunes han aparecido cerca de la ciudad de Al Khalil (Hebrón) los cuerpos de los tres colonos desaparecidos. Los medios de comunicación se han hecho eco ampliamente de esta noticia a diferencia del silencio que mostraron con la muerte de los palestinos en las últimas dos semanas. En teoría el argumento utilizado por el régimen de Israel para llevar a cabo esta criminal operación militar se ha agotado. Aunque en realidad nunca les ha hecho falta un “argumento” para asesinar inocentes en Palestina. Lo seguirán haciendo impunemente mientras cuenten con el apoyo de EE.UU y la UE. Ahora el “argumento” para continuar con el genocidio palestino será sencillamente la venganza. Venganza generalizada e indiscriminada independientemente de quiénes sean los responsables de la muerte de los tres colonos. De hecho esta misma madrugada del martes han vuelto a bombardear la Franja de Gaza lanzando hasta 30 ataques en 45 minutos, y han asesinado al joven de 16 años Yousef Abu Zaghah de un tiro en el pecho en el campamento de refugiados de Jenin, además de causar varios heridos. Y los medios de manipulación masiva harán todo lo posible para ocultarlo o para presentar estos crímenes contra la humanidad cometidos por el régimen sionista como una legítima lucha contra el “terrorismo”, a pesar de que muchas de sus víctimas por su edad ni siquiera saben escribir y pronunciar esa palabra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s