LA TERCERA GUERRA MUNDIAL YA ESTÁ EN MARCHA, Y ES UNA GUERRA INFORMATIVA

La frase con la que titulo esta entrada corresponde a una afirmación realizada por Alexéi Mujin. Tomando como eje principal los hechos que se vienen desarrollando en Ucrania en los últimos meses, este politólogo ruso realizó hace unos días para la cadena Russia Today un amplio análisis sobre la actual geopolítica mundial y adelantó cómo podrían desarrollarse los acontecimientos en un futuro próximo, sin olvidar algunos aspectos del pasado imprescindibles para conocer el presente. Esta interesante entrevista – cuya “línea editorial” es imposible de encontrar en alguno de los grandes medios corporativos occidentales (y especialmente en los medios de comunicación españoles) – podríamos resumirla de la siguiente forma, utilizando para ello algunos de sus titulares más destacables:

 
Mientras EE.UU y Kiev no dejen de politizar la tragedia del MH17 no habrá un proceso de investigación objetivo (…) Sea quien sea el que esté detrás de la catástrofe aérea del MH17, está claro que los enemigos de Rusia salen beneficiados (…) EE.UU desencadenó la crisis ucraniana para desplazar a Rusia del mercado europeo y ocupar su lugar (…) Los horrores que hemos visto en Ucrania significan que Kiev no domina la situación y que recibe órdenes de fuera (…) EE.UU fue quien llevó a Poroshenko a la presidencia (…) Ucrania se está desmoronando como un castillo de arena en las manos de aquellos que fingen controlar el país (…)
 
Las fuerzas externas – en este caso los Estados Unidos – están interesadas en promover los intereses económicos de sus grandes empresas, en particular los de Shell y Chevron, que están firmando acuerdos muy ventajosos con Kiev (…) La Unión Europea pagará por todo este desorden en Ucrania, y deberá asumir su responsabilidad política por todo lo que ocurra allí en el futuro (…) A Rusia la están provocando para que intervenga en Ucrania en el papel de agresor (…) La guerra mediática a propósito de Ucrania es una lucha competitiva sin cuartel entre Rusia y EE.UU (…)
 
La vacuna contra la guerra está caducando y el retorno del nazismo en Ucrania representa una amenaza global (…) La situación en Ucrania puede llevar a la guerra a muchos países y EE.UU tiene parte de la responsabilidad (…) Al destruir las administraciones de otros países surgen grupos radicales que en muchos casos EE.UU ya no puede controlar (…)
 
El aislamiento de Rusia es un factor que EE.UU trata de imponer y utilizar para recuperar la configuración de la Guerra Fría (…) Ante las provocaciones de EE.UU, Rusia respeta el Derecho Internacional e intenta cuidar sus relaciones con la UE, y ampliarlas con China y Latinoamérica creando un sistema alternativo de gestión mundial de los recursos y las finanzas al margen de la hegemonía de EE.UU (…)
 
Por desgracia, lo que veremos en el corto plazo es un incremento de la escalada militar en el sureste de Ucrania con el apoyo de EE.UU (…) Rusia y la UE deberían unirse para impedir una catástrofe humanitaria mayor en Ucrania y llevar el conflicto al plano político (…) Israel utiliza su poderío militar para tratar de intimidar al mundo islámico (…) Mientras EE.UU se siga enfocando en utilizar a Ucrania en contra de Rusia, sus adversarios aprovecharán la ocasión para resolver sus problemas y así se crearán nuevos conflictos (…) EE.UU intenta controlar los recursos energéticos en África y Oriente Medio a través de sus grandes empresas transnacionales (…) EE.UU intenta ahora convertirse en un gran exportador de petróleo y gas desplazando a quienes tradicionalmente vienen desempeñando ese rol, ya sean países aliados o no (…)
 
Los conflictos internacionales sólo se solucionarán cuando EE.UU satisfaga sus intereses económicos o bien renuncie a ellos. Esta segunda opción es la más justa y conveniente para el resto del mundo. Para conseguir que EE.UU adopte esta postura, es necesario que el resto de la comunidad mundial adopte una postura común que diga: ¡Ya basta! EE.UU  debe respetar el Derecho Internacional y las instituciones de la ONU, que deberían ser el mecanismo que controle el apetito de aquellos países que intenten dominar el mundo en el plano militar. El comportamiento de EE.UU se parece al de un niño que apenas ve el dulce hace todo lo posible para obtenerlo. (Alexéi Mujin)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s