UCRANIA: APAGÓN INFORMATIVO SOBRE LOS CRÍMENES FASCISTAS EN DONBASS

 
La cifras hablan por sí solas de la gravedad de la situación que se vive en el este de Ucrania donde la Junta neonazi de Kiev continúa ejecutando una limpieza étnica contra la población ruso-parlante de las regiones de Donbass. La ONU habla de más de 2.000 personas muertas y más de 5.000 heridas desde que el pasado mes de abril el régimen neonazi de Piotr Poroshenko iniciara una “operación antiterrorista” en el este del país. Paradójicamente la evidencia demuestra que quien está llevando a cabo en Donbass una operación terrorista en toda regla contra la población civil es el régimen neonazi ucraniano, y que además cuenta con el respaldo político, financiero y militar de EE.UU y sus títeres de la Unión Europea y el silencio ensordecedor de los grandes medios corporativos occidentales.
 
Por otro lado, según informó el grupo parlamentario de Ucrania “Por la Paz y la Estabilidad” basándose en datos ofrecidos por grupos de voluntarios que trabajan en la zona, desde el pasado mes de abril 10.000 personas han muerto en el este de Ucrania (incluidos 2.500 soldados del régimen ucraniano) y más de 5.000 resultaron heridas. A ello hay que añadir las 730.000 personas que han tenido que buscar refugio en Rusia y las 117.000 que han tenido que desplazarse desde el este de Ucrania a otras zonas del país.
 
¿No son estas cifras lo suficientemente graves como para ocupar la primera página de los grandes medios de comunicación? ¿por qué no están los corresponsales de guerra de estos grandes medios en el este de Ucrania mostrando al mundo esta masacre de inocentes en Donbass? Los grandes medios de comunicación y sus “estrellas” del periodismo son impermeables a los hechos y a los datos. Su papel en materia de política internacional es el de ejercer como meros altavoces y reproductores de un guión escrito desde Washington en el que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. La “libertad de prensa” y el “derecho a la información” de los ciudadanos queda supeditado a los intereses geopolíticos y económicos de los gobiernos y las grandes corporaciones occidentales.
No deja de asombrarme la capacidad que tienen los gobiernos y medios de comunicación occidentales para utilizar y manipular a las víctimas inocentes de los conflictos internacionales en función de sus espurios intereses particulares. [leer artículo Las víctimas que no preocupan a los hipócritas gobiernos y medios de comunicación occidentales] Por ejemplo, las 298 víctimas del avión malasio MH 17 que durante días ocuparon la primera plana de la prensa internacional han desaparecido de repente. El motivo de este “olvido” es que EE.UU no ha sido capaz de presentar ni una sola prueba que sostenga sus acusaciones contra Rusia. Por el contrario las pruebas aportadas ante la ONU por Rusia y la información que aportan diversos investigadores y analistas independientes apuntan cada vez con más contundencia a que fue la Junta golpista de Kiev quien derribó el avión malasio. El ridículo hecho por los portavoces del Departamento de Estado y el Pentágono está siendo antológico. Reconocen incluso que sus fuentes para culpar a Rusia del ataque al avión MH 17 son informaciones encontradas en las redes sociales. De ahí viene el retraso en las investigaciones y el silencio mediático y olvido selectivo por este asunto.
 
[Kristina de 24 años y su hija Kira de tan sólo un año murieron asesinadas en la ciudad de Gorlovka durante los bombardeos del régimen ucraniano el pasado 27 de julio]

En una situación que recuerda mucho a la que viven los habitantes de la Franja de Gaza, la población civil del este de Ucrania, especialmente en la República Popular de Donetsk, sufre un bloqueo que les impide acceder a los servicios más básicos como agua, electricidad, medicamentos, alimentos, etc. El ejército y los grupos paramilitares neonazis ucranianos tienen cercada la ciudad de Donetsk y el régimen golpista de Poroshenko anunció este lunes el inicio de nueva ofensiva en el este de Ucrania: “Vamos a avanzar y vamos a liberar nuestra tierra. La extraordinaria oportunidad para dar vida al plan de paz no se ha realizado” (…) “las Fuerzas Armadas, la Guardia Nacional, el Servicio Guardafronteras y el Servicio de Seguridad han recibido las órdenes pertinentes. Ya no están limitados para abrir fuego en el cumplimiento de los objetivos encaminados a conservar la integridad territorial”. Esto significa que, al igual que ocurre con la población civil bloqueada y acorralada en Gaza por parte del genocida régimen sionista, la población civil bloqueada y acorralada en Donetsk será nuevamente bombardeada de manera inminente por el régimen neonazi ucraniano con el apoyo de la OTAN.

Desde esta mañana (por el 9 de agosto), Donetsk está rodeada por el ejército y la Guardia Nacional.(…) El Gobierno de la DNR está seguro de la victoria. Sin embargo, en la ciudad cercada se vive una catástrofe humanitaria. Los civiles mueren en los bombardeos. En caso del asalto a la ciudad el número de víctimas aumentará en varios órdenes de magnitud. No hay ningún corredor humanitario habilitado. En Donetsk no se puede conseguir un montón de medicamentos para el pueblo. Debido al bloqueo y los bombardeos es imposible reparar la red eléctrica destrozada. El suministro de agua y electricidad es muy deficiente. Seguimos esperando que la comunidad mundial presione a las autoridades sanguinarias de Kiev, para que Donetsk no repita el destino de Stalingrado. Estamos listos para un alto el fuego y evitar la proliferación de desastre humanitario en el Donbass. Pero la continuación de la agresión del ejército ucraniano a la milicia de nuestro pueblo nos obliga a luchar independiente del balance de fuerzas y en cualquier condición. (…) [Declaración de urgencia por el Primer Ministro de la República Popular de Donetsk Alexander Zaharchenko

Mientras EE.UU y sus títeres europeos apoyan e incluso financian los bombardeos y la represión contra la población civil en Donbass, Rusia anuncia el envío de un convoy humanitario a la zona. EE.UU se opone a este tipo de ayuda humanitaria, lo cual demuestra cuáles son sus prioridades y preocupaciones en Ucrania, que nada tienen que ver con los “Derechos Humanos”, la “libertad”, la “democracia”, y mucho menos las víctimas civiles, tal y como pregonan sus voceros especialistas en propaganda. Como era de esperar, el régimen golpista de Kiev siguiendo las órdenes de Washington ha dicho que bloqueará la entrada de la ayuda humanitaria procedente de Rusia.

(…) En una reunión de las Naciones Unidas (ONU) del Consejo de Seguridad el viernes, la embajadora estadounidense Samantha Power advirtió que están en contra de cualquier intervención humanitaria por parte de Rusia en el este de Ucrania. Ella culpó de la crisis en el país en su totalidad a Rusia, afirmando que “hay que enfrentar la situación humanitaria, pero no por aquellos que la han causado”. (…) Power afirmó que “cualquier otra intervención unilateral por parte de Rusia en el territorio de Ucrania, aunque sea bajo el pretexto de la ayuda humanitaria, sería totalmente inaceptable y profundamente alarmante, y sería visto como una invasión de Ucrania” (…) [El asalto en Donetsk aumenta el riesgo de guerra con Rusia,- por Niles Willianson]

[Esta joven estaba embarazada cuando murió asesinada el pasado 6 de agosto en Yevdokíevka, un pueblo a las afueras de Donetsk, debido a los bombardeos del régimen fascista de Ucrania] 

Más allá de saquear sus recursos naturales, la intención de fondo de EE.UU en Ucrania es clara: forzar a Putin a intervenir en Ucrania para justificar una posterior intervención militar de la OTAN contra Rusia. EE.UU busca el enfrentamiento directo contra Rusia para frenar su creciente influencia internacional. Es incapaz de hacerlo por otras vías diplomáticas y pacíficas. Las sanciones de occidente contra Rusia, impuestas tras acusar sin pruebas a Rusia de derribar el avión MH 17, sólo conseguirán crear más problemas económicos y políticos internos en EE.UU y en los países de la UE. Además dichas sanciones están obligando a Rusia a fortalecer sus lazos con los BRICS, especialmente con China y con otros países de América Latina y Eurasia, que es justo el efecto contrario al que desearía EE.UU. Es Rusia y no EE.UU, Putin y no Obama, quien “tiene todas las cartas en su mano”, tal y como piensa el analista y ex-secretario adjunto del Tesoro de EE.UU. Paul Craig Roberts.

Junto a China y al resto de potencias emergentes del BRICS (y otras regiones como Latinoamérica), Rusia está configurando un nuevo orden mundial multipolar en el que EE.UU ya no podrá imponer su dictadura económica, política, militar y cultural al resto del mundo. Esta ya no es sólo una amenaza futura sino una realidad, como quedó demostrado hace unas semanas en la cumbre de los BRICS celebrada en Brasil donde – entre otros acuerdos – se puso en marcha la creación del Nuevo Banco de Desarrollo (NBS) y el Fondo de Reservas alternativos al FMI y al Banco Mundial, ambos bajo la influencia de Washington.

 
EE.UU ve peligrar seriamente y de manera inminente su hegemonía monetaria, financiera, política y económica mundial y está dispuesto a recurrir a la guerra y la muerte de inocentes para impedirlo, como se está demostrando en Ucrania desde hace meses. Sus perversos planes, siempre al servicio del poder económico occidental, también pasan por provocar conflictos políticos y sociales internos incluso actos terroristas en Rusia, tal y como destaca el periodista e intelectual francés Thierry Meyssan en su reciente artículo El inicio del cambio de rumbo mundial:
 

(…) Los anglosajones también han previsto paralizar Rusia desde adentro. Primeramente, mediante la activación, a través del Emirato Islámico (ex EIIL), de grupos terroristas en el seno de su población musulmana y también organizando una oposición mediática en ocasión de las elecciones municipales del 14 de septiembre. Importantes sumas de dinero han llegado a todos los candidatos de la oposición en la treintena de grandes ciudades rusas implicadas en esas elecciones mientras que al menos 50 000 agitadores ucranianos, infiltrados entre los refugiados, están reagrupándose en San Petersburgo. La mayoría de esos individuos tienen la doble nacionalidad ruso-ucraniana. El objetivo es, evidentemente, reproducir en el interior del país las manifestaciones orquestadas en Moscú después de las elecciones de diciembre de 2011 –agregándoles la violencia como nuevo ingrediente– e imponer al país un proceso de «revolución de color», al que una parte de los funcionarios y de la clase dirigente sería favorable. (…) 

Los grandes medios de desinformación masiva ocultan deliberadamente los crímenes que está cometiendo la Junta golpista pro-OTAN en Ucrania. Ocultan el carácter neonazi del régimen del oligarca Poroshenko, títere de EE.UU-OTAN. Ocultan también los intereses económicos de las grandes corporaciones occidentales en la zona. Y ocultan principalmente el contexto geopolítico existente de fondo en el que EE.UU (junto a Reino Unido, Francia y demás títeres europeos) aplica una política y una economía de guerra, muerte y destrucción para tratar de conservar su hegemonía mundial y el enorme poder que ostentan las grandes corporaciones financieras y empresariales occidentales, que son realmente quienes a cambio de apropiarse de los recursos naturales globales financian y fomentan desde la sombra todos los conflictos internacionales donde mueren cientos de miles de seres humanos inocentes. Así exportan “democracia” los gobiernos occidentales y así nos “informan” los grandes medios de comunicación.

(…) Que conste que en todos los frentes bélicos enunciados –Ucrania, Gaza, Irak, Siria y Libia– el común denominador son los hidrocarburos.- Alfredo Jalife-Rahme]

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s