CEBRIÁN PRUEBA DE SU PROPIA MEDICINA: EL DOBLE RASERO INFORMATIVO DE PRISA

Podríamos decir que Juan Luis Cebrián ha probado de su propia medicina, aunque en una dosis mucho más pequeña de la que él y sus medios corporativos inyectan diariamente en las venas de la opinión pública nacional e internacional a través de sus medios de comunicación.

El caso es que a raíz de la publicación de los “papeles de Panamá”, Cebrián y el grupo PRISA se han querellado contra algunos medios [1] por hacer – si nos atenemos a sus propios argumentos – lo mismo que hacen los medios y periodistas del grupo PRISA contra el presidente Vladimir Putin: acusar sin pruebas, hacer afirmaciones “absolutamente falsas” con una “clara intención difamatoria” que suponen “un grave menoscabo de la honorabilidad y reputación”… de Putin, en este caso concreto.

El País y la cadena SER han repetido hasta la saciedad que Vladimir Putin está implicado en los “papeles de Panamá”, a pesar de que el nombre del presidente ruso no haya aparecido en ninguno de los documentos publicados por ese “Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación” financiado por Washington y George Soros, entre otras fundaciones y corporaciones occidentales [2]. No ocurre lo mismo en el caso de la exmujer de Cebrián, Teresa Aranda, que sí aparece en los documentos. Sin embargo el tratamiento informativo no fue el mismo en los dos casos, ni tampoco la respuesta utilizada por los aludidos. Los mismos argumentos peregrinos que utilizan los medios de comunicación del grupo PRISA para acusar sin pruebas a Putin, podrían utilizarse de la misma forma para vincular a Cebrián en este caso de evasión y fraude fiscal, destapado premeditadamente por EE.UU. para desviar los flujos de capital hacia sus propios paraísos fiscales [3].

El relato de los periodistas acusadores se cae por su propio peso debido a su incoherencia. Si resulta que Putin es señalado como responsable de los delitos o irregularidades que cometen sus antiguos compañeros de colegio, sus conocidos o sus “amigos”, entonces también deberán ser señalados y acusados los familiares directos de aquellos evasores que sí aparecen en los famosos papeles de Panamá, como Cebrián, Felipe de Borbón, Arias Cañete, el rey de Marruecos, Kofi Annan, Macri, Cameron, etc., etc. Insisto en señalar que a pesar de este paralelismo que establezco entre el presidente ruso y estos otros personajes políticos, el nombre de Putin no aparece en ninguno de los documentos publicados. ¿Cómo explican ese doble rasero y esa desigual y desproporcionada cobertura mediática?

 

Pero es que además, según han publicado posteriormente los medios denunciados por el grupo PRISA, Cebrián es – entre otras muchas actividades empresariales – accionista de la petrolera Star Petroleum, una empresa con sede operativa en Madrid pero con sede fiscal en Luxemburgo (otro paraíso fiscal “legal”; recordemos el caso que implica a Jean Claude Juncker [4]) y que sí aparece en los documentos del despacho de abogados Mossack Fonseca vinculada a actividades en paraísos fiscales, concretamente en Seychelles, Samoa y Niue [5]. El propietario de la petrolera es el hispano-iraní Massoud Farshad Zandi, quien mantiene una “larga relación de amistad” con Cebrián y con personajes como Felipe González y comparte negocios e intereses con diferentes empresarios españoles. Zandi es también presidente de la Fundación Atman para el Diálogo entre Civilizaciones, un think tank repleto de personalidades próximas al PSOE. La vicepresidenta de esta “fundación”, registrada el 22 de abril de 2004, era la citada anteriormente Teresa Aranda, por aquel entonces mujer de Juan Luis Cebrián y que sí figura en los papeles de Panamá. Es ella precisamente quien vincula “al entorno de su exmarido” con la creación y participación de empresas “off shore”.
 
Empresarios ligados a Star Petroleum aparecen también como los principales miembros de la Fundación Atman, ‘think tank’ impulsado desde la órbita de antiguos líderes del PSOE (…) Felipe González no solo tiene a su pareja actual, Mar García Vaquero, y a su íntimo amigo, Jesús Barderas, en los papeles de Panamá. Otras personas muy vinculadas al expresidente del Gobierno y empresarios afines al PSOE que crearon una organización sin ánimo de lucro para la izquierda también aparecen entre los clientes vip del despacho Mossack Fonseca. Destacan Massoud Farshad Zandi, una persona muy afín a Juan Luis Cebrián, presidente de Prisa, con el que tiene negocios conjuntos (…) [La fundación de González y Cebrián recibió apoyo de millonarios vinculados a Panamá (El Confidencial, 25/4/2016)] 
 
Las estrellas del periodismo de El País y la Cadena SER se “olvidan” de contarnos estos pequeños detalles cuando nos (des)informan sobre los papeles de Panamá y la ficticia implicación de Putin en ellos. Parece claro que contra Putin – y contra cualquier dirigente que aplique una agenda propia y no se arrodille ante los intereses económicos occidentales [6] – vale todo, incluso publicar su foto en la portada de los periódicos vinculándolo directamente y sin pruebas de evasión fiscal y corrupción. Sin embargo, cuando se trata de un miembro destacado del club Bilderberg y uno de los portavoces más destacados del poder económico occidental, la cosa cambia radicalmente: silencio mediático y doble rasero informativo.

Ejemplos de este tipo de hipocresía y de manipulación informativa se pueden ver a diario en el panorama mediático corporativo internacional. Pero éste asunto llama especialmente la atención por tratarse del presidente del grupo PRISA, una de las armas de propaganda y enajenación más potentes y eficaces de las que disponen las grandes corporaciones financieras y empresariales para difundir su ideología dominante. En esta ocasión, paradójicamente, Cebrián ha probado de su propio veneno.

Mañana, de nuevo, y a pesar de las evidencias existentes, seguiremos encendiendo la radio para escuchar la misma emisora y la televisión para ver los mismos informativos, y seguiremos leyendo los mismos periódicos que nos mienten y nos manipulan a diario. Algún día tendremos que despertar.

Que esta trama de este mundo tan sórdido y  turbio triunfe está en buena medida en sus manos. Si ustedes no dan por buenas sus falsedades y mala intención, si evidencian sus embustes, si no contribuyen todavía más a su más que holgado sustento económico, habrán dado un paso decisivo a clarificar e higienizar el mundo de los medios de comunicación y del periodismo. También su mundo, el de sus propias vidas, porque los medios, nos agrade el aceptarlo o no, han moldeado y moldean nuestra opinión, que moldea a su vez nuestro devenir y situación. [El lector y el periodista ante el océano de corrupción,- Mikel Itulain, ¿Es Posible la paz?] 

 
 
REFERENCIAS – NOTAS
 
 
 
[4] Las finanzas opacas de Luxemburgo,- Juan Hernández Vigueras (Attac España, 13/11/2014)
 
[5] La petrolera de Cebrián y su socio iraní Zandi se oculta en Seychelles y Samoa,- El Confidencial, 26/4/2016

[6] Dance to the Panama Papers ‘Limited Hangout’ Leak,- artículo del analista geopolítico Pepe Escobar (TeleSur, 5/4/2016)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s