LA PENA DE MUERTE GLOBAL APLICADA POR OBAMA (Y HILLARY CLINTON)

 
El presidente de los EE.UU. tiene la cruenta capacidad de aplicar la pena de muerte a escala global contra miles de personas que son señaladas como “terroristas”. Sin pruebas, sin juicios, sin posibilidad de defenderse, saltándose todas las leyes internacionales y los Derechos Humanos más esenciales. Cada semana Barack Obama, siguiendo las indicaciones del Pentágono y la CIA, ordena el asesinato selectivo de cientos de personas en países como Afganistán, Pakistán, Somalia, Yemen, Irak, Libia, etc. a través de sus “aviones no tripulados”.
 
Los datos sobre estas muertes son inciertos, pero algunos estudios (como el presentado por The Intercept: The Drone Papers) indican que desde el año 2003 se han producido 6.000 asesinatos provocados por ataques aéreos con drones y que cerca del 90% de las víctimas son mujeres, niños y personas inocentes que nada tienen que ver con el “terrorismo”. La “precisión quirúrgica” de la que hablaba el exdirector de la CIA John Brennan para defender los ataques con drones, es más bien un asesinato masivo de civiles que queda oculto bajo el manto abstracto de la “lucha global contra el terrorismo”.
 
Más allá de la frialdad de los datos, subyace el carácter criminal de quienes mueven los hilos dentro del régimen imperialista norteamericano. Su sentimiento de “excepcionalidad” y superioridad moral frente al resto del mundo les conduce a arrogarse el derecho a matar civiles y destruir países basándose exclusivamente en motivos económicos y geoestratégicos. Desde el año 2002 la tecnología les permite asesinar en silencio, desde la distancia, a través de una pantalla, sin riesgos para sus militares, sin salpicarse de sangre inocente. Los informes escritos en los despachos de las grandes corporaciones anglosajonas son los que señalan la dirección en la que deben apuntar las bombas. Se les debe “limpiar” el camino para que sus altos ejecutivos hagan negocios en los países arrasados. 
 
Estas muertes como tantas otras, como por ejemplo las 164 víctimas civiles provocadas por los bombardeos de Francia en la ciudad de Manbij en Siria el pasado 19 de julio, son también “daños colaterales” que pasan desapercibidas para los grandes medios corporativos, demasiado ocupados en difundir la propaganda de guerra de la OTAN contra Rusia y en relatar diariamente el circo electoralista en torno a los candidatos a la presidencia Trump y Clinton.
 
La hipocresía y el cinismo de los gobiernos de la OTAN y de los grandes medios de comunicación, así como de las ONGs más reconocidas y de la mayoría de la izquierda parlamentaria europea, es clamorosa. Resulta que la sola posibilidad de que Erdogan imponga la pena de muerte en Turquía tras el golpe de Estado, supone rebasar una línea roja que la Unión Europea en su conjunto no está dispuesta a consentir. Sin embargo, que desde Alemania despeguen diariamente drones que bombardean y asesinan a inocentes en Oriente Medio y norte de África no merece ni una sola palabra de condena por parte de Europa. Concretamente estos drones estadounidenses despegan desde el centro de control y comunicación satelital de Ramstein, en Alemania [1].
 
¿Qué tienen que decir sobre esto, por ejemplo, los “defensores” españoles de los Derechos Humanos que viajan a Venezuela para apoyar a la oposición golpista? ¿Qué tienen que decir los paraperiodistas que dedican tantos editoriales y artículos contra Cuba, Venezuela, Rusia o Irán?
 
EE.UU. mantiene la exclusividad mundial para aplicar la pena de muerte dentro y fuera de sus fronteras con total impunidad y sin que nadie se lo discuta. Desde su llegada al gobierno Obama ha multiplicado el gasto militar dedicado a la compra y fabricación de “aviones no tripulados” y ha extendido los bombardeos con drones por todo el mundo [2], multiplicando este tipo de operaciones criminales iniciadas por su antecesor George W. Bush. Y sigue siendo Premio Nobel de la Paz, lo cual da una idea de qué credibilidad tienen las Fundaciones e instituciones públicas y privadas en Europa y de qué sentido ideológico y manipulador tienen sus premios, reconocimientos y alabanzas mediáticas.
 
Obama deja tras de sí un legado de muerte y destrucción [3], de apoyo y financiación del terrorismo yihadista en Medio Oriente, de apoyo régimen sionista israelí y las dictaduras del Golfo, de apoyo a la derecha golpista en Latinoamérica, al fascismo neonazi en Ucrania… nos deja un incremento del arsenal nuclear, de la escalada militar en Asia (contra China) y Europa (contra Rusia), el inicio de las guerras de invasión contra Libia, Siria, Yemen… Dentro de EE.UU. las cosas no están mucho mejor, con el rescate público a la Banca, la política monetaria llamada “flexibilización cuantitativa” que aumenta la especulación financiera y acelera la llegada de la siguiente crisis económica, la militarización de la sociedad, el incremento de los asesinatos racistas por parte del régimen estadounidense, el aumento del número de presos negros y latinos, la pena de muerte, los presos políticos, la desindustrialización y la decadencia de regiones enteras, el desempleo, la precariedad laboral…
 
Ahora todo está preparado ya para que pronto sea la representante de Wall Street, Hillary Clinton [4], que cuenta con el apoyo entusiasta de la socialdemocracia y los “progresistas” españoles y europeos, quien desde la Casa Blanca continúe ejecutando (y quien sabe si celebrando con una carcajada, como hizo en Libia en 2011) impunemente la muerte de miles de inocentes. Todo ello en nombre de la democracia, la libertad y los Derechos Humanos.
 
 
REFERENCIAS – NOTAS
 
[1] Juego de drones, víctimas reales, documental elaborado por el canal Rusia Today (28/7/2016). La referencia al centro Ramstein de Alemania, a la que alude el especialista Nick Mottern, se puede ver a partir del minuto 20:30 aproximadamente.
 
[2] Obama gastará 30.000 millones de dólares en drones para la guerra remota alrededor del mundo,- artículo e información del analista y periodista Gabriel Martín para Mundiario (14/2/2013)
 
[3] El presidente Obama y su carrera en pos del legado imperial,- artículo del sociólogo y analista internacional James Petras. Traducido y publicado por la web Rebelión (4/5/2016)
 
[4] Hillary Clinton, la representante de Wall Street, es un peligro para la paz mundial,- Adolfo Ferrera Martínez (El Mirador Global, 16/6/2016)

Anuncios

  1. ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ

    Ojalá que sea así y finalmente no gane la criminal Hillary Clinton. Es sin duda mucho más peligrosa para la paz mundial.

    Leí la entrevista a Diane Johnstone el mes pasado cuando escribí sobre Trump y Hillary.

    Trump, que lógicamente no es de fiar, mantiene un discurso crítico en algunas cuestiones importantes como los tratados de libre comercio, con la desregulación financiera, con la OTAN y las intervenciones extranjeras, con las sanciones y la escalada militar contra Rusia, etc. que los grandes medios ocultan, destacando sólo sus exabruptos y su discurso racista.

    No sé si leíste mi artículo, te dejo el enlace por si acaso.

    Un saludo Mikel.

    http://adolfof.blogspot.com.es/2016/06/hillary-clinton-representante-de-wall.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s