ARTISTAS E INTELECTUALES AL SERVICIO DEL IMPERIALISMO: EL VÍDEO DE SERRAT SOBRE LOS REFUGIADOS

Desde el pasado día 2 de septiembre circula por internet y por los grandes medios corporativos tradicionales, un vídeo protagonizado por el conocido cantautor Joan Manuel Serrat. Este vídeo trata de sensibilizar a los ciudadanos españoles y europeos sobre el drama de los refugiados, y denuncia las miles de muertes que cada año se producen en el mar Mediterráneo. La fecha elegida para lanzar esta campaña a favor de los refugiados no es casual, ya que coincide con el aniversario de la muerte del niño sirio Aylan Kurdi, aparecido en una playa griega y cuya fotografía fue ampliamente difundida y manipulada por los medios occidentales para tratar de justificar una intervención de la OTAN en Siria que todavía hoy están intentando. La iniciativa no es nada original, ya que en multitud de ocasiones los artistas o intelectuales occidentales han prestado su imagen para, supuestamente, defender los Derechos Humanos, las libertades o la paz en diferentes partes del mundo, demostrando una hipocresía y un doble rasero escandaloso, como en el caso de sus campañas contra el gobierno de Venezuela y sus “olvidos” cuando se trata de defender los DD.HH. en Honduras, México o Colombia por ejemplo.
 
¿Cuál es el problema entonces de esta iniciativa sobre los refugiados? ¿Quién puede criticar tan noble causa? El problema radica en que los promotores y patrocinadores de estas grandes campañas de propaganda son los principales responsables de las guerras, las muertes y el sufrimiento que se denuncia en estas mismas campañas. Los gobiernos de la OTAN y las grandes corporaciones occidentales que llevan a cabo las guerras imperialistas en África y Oriente Medio, y que imponen un modelo neocolonial a los países del Sur que les hunde en la pobreza, son los mismos que están detrás de estas “campañas humanitarias” que pretenden conmovernos. Estos artistas, intelectuales, periodistas, grandes ONGs, etc. que se prestan a estas campañas de propaganda corporativa son meros instrumentos utilizados para justificar las “guerras humanitarias” y ocultar, tras su reconocida imagen, los verdaderos intereses económicos que se esconden detrás de estas intervenciones de la OTAN y los crímenes que cometen para lograr sus objetivos.
 
El vídeo en cuestión al que me refiero al inicio protagonizado en esta ocasión por Joan Manuel Serrat, forma parte de una iniciativa de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), organismo dependiente del gobierno de España, un Estado miembro de la OTAN que apoyó y participó en todas y cada una de las guerras imperialistas desde el 30 de mayo de 1982, cuando se incorporó a esta organización criminal que es el brazo armado de las grandes corporaciones occidentales por el mundo. Por ejemplo, en el año 2011, bajo un gobierno “socialista” encabezado por el neoliberal Rodríguez Zapatero y al que el propio cantante Joan Manuel Serrat apoyó públicamente, España participó en la invasión y destrucción de Libia, el país más próspero de África, lo que provocó decenas de miles de muertes inocentes y está provocando actualmente una ola de refugiados libios hacia Europa, muchos de ellos mueren en el mar Mediterráneo antes de tocar tierras europeas.
 
La CEAR también recibe financiación de la Unión Europea. Algunos de sus países miembros, principalmente Reino Unido y Francia, están detrás de las guerras de invasión contra Libia y Siria (como denunció el ex-ministro de Asuntos Exteriores francés Roland Dumas), lo que está provocando, como decía antes, la muerte de miles de inocentes que tratan de huir hacia a Europa escapando de la guerra que han provocado precisamente las potencias europeas junto a EE.UU. y sus regímenes aliados en Oriente Medio (Arabia Saudí, Catar, Israel, Turquía, Jordania, principalmente).
 
Y, como es de suponer, no sólo recibe dinero público. La CEAR está financiada por organizaciones privadas como la omnipresente Open Society Foundations del magnate George Soros, quien como ya sabemos está detrás de todas las “revoluciones de colores” que se han producido en Europa del Este o de las “primaveras árabes” en el norte de África. La organización de este criminal millonario está prohibida en Rusia, con muy buen criterio por parte de Vladimir Putin, y debería ser prohibida en todos aquellos países que quieran preservar su soberanía y su estabilidad política y social. Recientemente hemos conocido en detalle, gracias a unas filtraciones publicadas por DC Leaks , cómo los tentáculos de esta organización criminal alcanzan también a España, donde tiene cooptada a buena parte de la “izquierda alternativa” y “progresista” del país (incluidos miembros del partido Podemos, o medios “progresistas” como eldiario.es, cuyo subdirector Juan Luis Sánchez es miembro del Consejo Asesor Europeo de la Open Society Foundation).
 
Son múltiples las entidades públicas y privadas que patrocinan a la CEAR, pero quisiera destacar una más: el European Council on Refugees and Exiles (ECRE). Este Consejo Europeo para los Refugiados y Exiliados está financiado a su vez, entre otros muchos lobbies y think tanks corporativos, por el U.S. Mission to the Europen Union, un organismo dependiente del Departamento de Estado de EE.UU., es decir, dependiente de la potencia imperialista que creó a Al Qaeda y sigue utilizando a sus herederos actuales para ejecutar sus “cambios de régimen” en Medio Oriente y norte de África, cuyos resultados, además de muerte y destrucción dentro de esos países, son las oleadas de refugiados cuyos cadáveres flotan en el Mediterráneo. 
 
ECRE también recibe el patrocinio, por citar otro ejemplo, de la Fundación Sigrid Rausing Trust, con sede en Reino Unido, presidida por la editora y filántropa Sigrid Maria Elisabet Rausing, hija de un multimillonario sueco afincado en Londres; está considerada una de las mujeres más poderosas de Reino Unido; es miembro del consejo consultivo de la Coalición por la Corte Penal Internacional; miembro honorario de la Escuela de Economía de Londres; también es miembro emérito de la dirección de Human Rights Watch (una ONG cuyo director ejecutivo Kenneth Roth incitaba a Obama en 2013 a bombardear “humanitariamente” a Siria). Esta Fundación presume de haber invertido cientos de millones en organizaciones para promocionar la democracia y los Derechos Humanos – al estilo de la NED y la USAID estadounidenses -, especialmente en el norte de África y Oriente Medio mediante el Fondo Estratégico MENA a través del cual apoyaron y financiaron las “primaveras árabes” en Libia, Siria, Egipto, Túnez, Yemen y Bharéin.   
 
En resumen, gobiernos occidentales, grandes corporaciones, escuelas de negocios, altos funcionarios y tecnócratas a sueldo del capital financiero, aristocracia europea, diversas y bien pagadas ONGs… Como se puede comprobar, los principales culpables del “drama de los refugiados” están ejerciendo al mismo tiempo de solidarios salvadores de sus propias víctimas. ¿Cabe mayor hipocresía?
 
Joan Manuel Serrat llora por los refugiados, pero no emite ni una sola palabra de condena contra los responsables de las guerras que provocan la huida masiva de esas personas. Lo mismo podemos decir de todos esos artistas, periodistas, activistas, políticos, etc. que se movilizan públicamente para pedir ayuda para las personas desesperadas que llegan a Europa, sin señalar las causas del problema. Muy bien, ayudemos a los desplazados. Pero… ¿no tienen nada que decir contra el imperialismo occidental que provoca esa oleada de refugiados y de muertes? ¿Quieren explicarnos porqué colaboran directa o indirectamente con  los gobiernos de la OTAN y las grandes corporaciones que financian y patrocinan la guerra y el terrorismo yihadista internacional?

Anuncios

  1. Loam

    “La exterioridad del espectáculo respecto del hombre activo se manifiesta en que sus propios gestos ya no son suyos, sino de otro que lo representa. Por eso el espectador no encuentra su lugar en ninguna parte, porque el espectáculo está en todas.” Guy Debord

    Me gusta

  2. Anónimo

    Como permanente seguidora de Joan Manuel Serrat he podido conocer, a través de las entrevistas escritas o audiovisuales que se le hacen, su pensamiento sobre el problema expuesto en este artículo. Por ello puedo decir que Serrat comparte el criterio del autor en cuanto a la responsabilidad del imperialismo como causante de este drama humanitario, que se origina en la expoliación de los pueblos de origen, apoderándose de sus riquezas (petróleo, diamantes, etc), creando guerras para obtenerlas, a la vez que se favorecen las multinacionales del armamentismo. Siempre ha sido muy crítico de las acciones de los gobiernos y organismos europeos de poder en este tema y ahora aún más. Además, alguien que ha escrito la canción “Disculpe el señor”, tiene bastante claro como se mueve el mundo… Sería largo de seguir con esto, pero quiero finalizar diciendo que, en cuanto al video, yo creo que como Serrat siempre ha sido una persona inteligente e informada, no debe ignorar lo que está detrás de la ONG Cear, pero que seguramente habrá primado en su decisión de no negarse al ofrecimiento de participar en este video, el deseo de aportar un granito de arena para hacer más visible este terrible y complejo drama de la humanidad. Gracias.

    Me gusta

  3. ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ

    Entonces, según se desprende de lo que expones en el comentario, Serrat no es un ignorante sino un cínico y un hipócrita.

    En estas campañas en las que participa no expone ni denuncia las causas y el origen del problema de los refugiados (entre otras cosas, porque no le dejarían aunque quisiera). Participar en estas campañas sin señalar a los culpables de la OTAN, es colocarse del lado del imperialismo occidental y del poder económico que lo financia. Y mucho más si tenemos en cuenta que la opinión pública en España piensa que el problema en Siria es de Al Assad que está “matando a su propio pueblo”, como antes dijeron de Gadafi falsamente.

    Su postura, aunque en este artículo la personalicé en él por razones obvias, es la misma que defienden decenas de artistas , periodistas, ONGs o activistas que lloran por las víctimas pero colaboran con sus asesinos de los que reciben financiación.

    El problema no son “las guerras”, “el hambre”, la “desigualdad” en abstracto. Sino el capitalismo globalizado y el imperialismo que lo provocan.

    Si Serrat fuera un problema para el régimen, ten por seguro que no tendría tanta cobertura mediática ni recibiría ni un euro de los gobiernos y corporaciones del IBEX 35, como ocurre desde hace años. Es un socialdemócrata de la “ceja” que no defiende ninguna política rupturista con el neoliberalismo.

    Preguntémosle qué opina de Gadafi y Libia, de Assad y Siria, de Maduro y Venezuela, de Putin y Rusia… y comprobaremos que su guión no se mueve ni una coma del discurso oficial y de las falsedades mediáticas más clásicas y recurrentes.

    Me gusta

  4. zak

    ¿Serrat no es uno que se fue a Tel Aviv a dar un concierto? ¿ No es uno que iba de rojo?
    ¿ No es uno que defendía la causa palestina y proletaria?
    ¿No es uno que le va más la pasta que nada?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s