SILENCIOS MEDIÁTICOS SOBRE SIRIA QUE DICEN MÁS QUE UN EDITORIAL: ESTÁN DEL LADO DE LOS TERRORISTAS

Cuando hablamos de manipulación informativa nos referimos habitualmente a todas aquellas noticias que son tergiversadas o retorcidas por parte de los medios de comunicación de tal forma que describan una realidad que se ajuste al mensaje que se quiere trasmitir. A su vez, ese mensaje viene marcado por el discurso y la agenda política de los gobiernos occidentales, dictado según los intereses del poder económico y sus grandes corporaciones financieras e industriales. Pero casi más grave aún que ésta tergiversación premeditada de los hechos por parte de la prensa occidental, resulta el silencio o la ocultación de aquellos datos, opiniones e informaciones que son imprescindibles para entender los acontecimientos que nos rodean y que, de ser expuestos ante el gran público, dejarían en evidencia sus propias mentiras y la falsedad del discurso dominante en Occidente.
 
En este sentido, sólo en los últimos días hemos comprobado, por enésima vez, cómo las estrellas del periodismo corporativo occidental han ocultado, entre otros muchos sucesos y hechos relevantes, un informe de la organización holandesa PAX y de la Coalición Internacional para Prohibir Armas de Uranio (ICBUW, por sus siglas en inglés)  en el que se denuncia que  EE.UU. está utilizando bombas de uranio empobrecido en Irak y Siria, saltándose no sólo el Derecho Internacional sino su propia legislación [1]. Imagínense ahora qué hubiera ocurrido si los denunciados en ese informe fueran Siria o Rusia, como ocurre con los informes sesgados de las ONG occidentales más reconocidas y mejor remuneradas por los gobiernos de la OTAN. Los medios corporativos nos ocultan también cómo sus “rebeldes moderados” están asesinando a todos aquellos civiles que intentan huir del este de Alepo a través de los “corredores humanitarios” [2], civiles que están siendo utilizados como escudos humanos desde junio desde 2012 cuando los terroristas “moderados” invadieron la ciudad, sin que en esos momentos Occidente mostrara alguna preocupación por la población civil asediada. “Rebeldes” como los del Ejército Libre Sirio están atacando los camiones que se dirigen a Alepo con ayuda humanitaria procedente de Rusia y Siria [3]. En una conversación radiofónica interceptada recientemente, los miembros del Ejército Libre Sirio mostraban su oposición a la “pausa humanitaria” iniciada por Rusia y Siria sobre Alepo, y mostraban también su profunda preocupación porque sus ataques contra los civiles que huyen de Alepo pudieran ser difundidos por los medios de comunicación [4]. Por suerte para estos terroristas la gran audiencia occidental no se ha enterado de nada de lo que ocurre. Los grandes medios corporativos y los periodistas occidentales no van a contarnos la verdad y traicionar a sus “rebeldes”, a los que apoyan desde el inicio de su ficticia “primavera árabe” del terror en 2011. Unos “rebeldes” que continúan atacando actualmente los ocho “corredores humanitarios” desplegados por Rusia (incluidos dos para los propios terroristas) para evacuar a la población civil de Alepo [5], sin que estos ataques parezcan importarles demasiado a los gobiernos, medios corporativos  y grandes ONGs occidentales, lo cual demuestra su nula preocupación por la situación humanitaria de los sirios. Sólo les interesa manipular su sufrimiento.
 
Estos gobernantes, periodistas y activistas occidentales que tantas veces han utilizado y manipulado a los niños como arma de propaganda de guerra contra Siria y Rusia, ocultan a su gigantesca audiencia occidental cómo desde el inicio de la guerra contra Siria sus admirados “rebeldes moderados” reclutan a cientos de “niños soldados” [6] y les obligan a presenciar y participar en los más crueles crímenes de guerra. También ignoran sistemáticamente los cientos de niños que son asesinados por los terroristas de la OTAN, como ocurrió el pasado 13 de octubre cuando estos “rebeldes” atacaron con morteros una escuela en el barrio de Suleimaniya en el oeste de Alepo, causando 7 muertos y 10 heridos, entre ellos varios niños [7]. Tampoco Bara Hamdou, un niño de 7 años residente en el distrito Bab al-Faraj de Alepo, ocupó ningún espacio en los informativos occidentales tras ser asesinado por un francotirador “rebelde” [8] cuando caminaba por la calle junto a su padre. Como tampoco parecen preocuparles demasiado las víctimas civiles asesinadas por la coalición que encabeza EE.UU., como los 6 muertos y 4 heridos provocados por los bombardeos de la aviación belga sobre la aldea siria de Hassadjek, situada en el norte de la provincia de Alepo, el pasado 18 de octubre [9], o las 15 mujeres asesinadas y las decenas de heridos causados por los bombardeos que la “coalición internacional” realizó contra un funeral en el sur de la provincia de Kirkuk, en el norte de Irak, el pasado sábado 22 de octubre [10].
 
Estas muertes son tan sólo “daños colaterales” sin ninguna mala intención por parte de Occidente, claro. Sólo intentan extender la “democracia occidental” de la que ya disfrutan los ciudadanos en Afganistán, Irak, Pakistán, Sudán… o Libia. Ahora, tras asesinar a más de 4 millones de personas bajo la excusa de la “Guerra contra el Terrorismo” [11], las potencias occidentales invasoras pretenden juzgar a Putin y Al Assad por cometer “crímenes de guerra” en Siria [12]. Esta misma farsa vergonzante que ahora intentan aplicar, donde los criminales de guerra se presentan como los “justicieros”, ya la ejecutaron antes contra el expresidente de Yugoslavia, Slodoban Milosevic, al que juzgaron y vilipendiaron públicamente hasta el día de su muerte en marzo de 2006, cuando su cadáver fue encontrado en su celda en La Haya semanas después de que el Tribunal Internacional rechazara su solicitud para someterse a una cirugía de corazón en Rusia [13]. “El carnicero de los Balcanes”, así lo definieron los medios occidentales. Recientemente la Corte Penal Internacional de la Haya para la antigua Yugoslavia absolvió a Milosevic de los crímenes cometidos entre 1992 y 1995 durante la guerra de Bosnia. Sin embargo, después de todo lo dicho durante años, y del trasfondo político de gran calado que hay detrás de esta sentencia, los medios occidentales han guardado un silencio estruendoso sobre esto. Este silencio mediático, como el de Siria, también habla por sí sólo.
 
La exoneración de un hombre acusado de lo peor de los crímenes, genocidio, no apareció en los titulares. No fue publicado ni por la BBC ni la CNN. The Guardian se permitió un breve comentario. Un reconocimiento tan inusual fue enterrado o suprimido, comprensiblemente. Pues diría demasiado sobre cómo hacen su trabajo los gobernantes del mundo. (…) Lejos de conspirar con el convicto serbobosnio Radovan Karadzic, Milosevic, de hecho, “condenó la limpieza étnica”, se opuso a Karadzic e intentó detener la guerra que desmembraba a Yugoslavia. Enterrada casi al final de una sentencia de 2.590 páginas sobre Karadzic del mes de febrero último, esta verdad, además, demuele la propaganda que sirvió para justificar el ataque ilegal de la OTAN en Serbia en 1999 [14]
Todo esta ocultación, manipulación, tergiversación, sesgo informativo, doble rasero y desvergüenza demostrada por los periodistas y dirigentes de los grandes medios occidentales, forma parte de la inagotable campaña de propaganda desatada contra Rusia y Siria, cuya matriz principal se sitúa en el eje Washington-Londres. El pasado 6 de octubre la agencia AFP publicaba la foto de la niña siria llamada Ahd Al-Khaderi (foto que encabeza este artículo) cuyo cuerpo aparecía totalmente quemado tras un supuesto ataque de los ejércitos de Rusia y Siria sobre el este de Alepo. Más tarde se pudo comprobar que esta pobre niña reside en realidad en la zona de Al-Jaberiya, controlada por el gobierno sirio, y que sus quemaduras se produjeron tras un incendio que se originó accidentalmente en su casa, tal y como explicó a un corresponsal de la agencia Sputnik su propio padre, Alaa Al-Khaderi, que perdió a otro hijo de 6 años fallecido en el incendio [15]. Éste es un ejemplo más del rigor con el que trabajan los medios occidentales que continúan difundiendo masivamente la propaganda que elaboran los patrocinadores de la guerra a través de sus propias organizaciones, como el llamado “Observatorio Sirio para los Derechos Humanos” [16] con sede en Reino Unido o los terroristas “humanitarios” llamados los “Cascos Blancos” [17], así como las más reconocidas ONGs como Amnistía Internacional, Médicos Sin Fronteras o Human Right Wacth, todas ellas al servicio de los intereses corporativos occidentales que las financian.
 
En contraste con esta difusión masiva de propaganda de guerra, los medios corporativos y sus periodistas mejor remunerados ocultan y censuran a todas aquellas organizaciones [18] y analistas independientes [19] que trabajan sobre el terreno en Siria y cuyas opiniones e informaciones describen una realidad totalmente opuesta a la descrita por los gobiernos y los medios occidentales que nos manipulan diariamente. Desde Occidente, a toda esta manipulación mediática al servicio de la guerra imperialista se le llama “libertad de prensa”. En realidad, los propietarios de los grandes medios de comunicación (las grandes corporaciones financieras y empresariales occidentales) y sus portavoces a sueldo son los únicos que pueden ejercer y manejar a su antojo la “libertad de expresión”. Todo lo demás no existe.

[Rueda de prensa ofrecida por los portavoces del Consejo de Paz de Estados Unidos en agosto de 2016 para exponer sus conclusiones sobre la situación que se vive en Siria tras visitar el país. Esta es una de esas organizaciones cuyos informes son censurados por los medios corporativos occidentales. Sólo hay que ver la escasa presencia de periodistas que cubrieron este acto en la sede de Naciones Unidas para darse cuenta de que sus conclusiones no obedecen a los intereses imperialistas de Occidente en Siria. “Lo que vimos va contra todo lo que leemos en EE.UU.”, afirmó Henry Lowendorf, miembro de la Junta Directiva del Consejo de Paz de EE.UU.] 
 
 
REFERENCIAS – NOTAS
 
[1] US broke its own rules firing depleted uranium in Iraq,- información publicada en la web de la organización holandesa PAX (6/10/2016)
 
[2] Terroristas abren fuego durante la evacuación en Alepo,- agencia de noticias Sputnik (28/7/2016)
 
 
 
 
[10] 15 mujeres muertas en ataque aéreo liderado por EEUU en Kirkuk,- portal analítico e informativo Alwaght (22/10/2016)
 
[11] 4 millones de muertos en Afganistán, Pakistán e Irak desde 1990,- artículo del politólogo y periodista británico Nafeez Mosaddeq Ahmed (Red Voltaire, 13/4/2015)
 
[12] ¿Habría que juzgar a Vladimir Putin?,- artículo de Thierry Meyssan (Red Voltaire, 12/10/2016)
 
[13] El Tribunal Internacional de La Haya Reconoce Tardíamente la Inocencia de Slobodan Milosevic,- información de Canarias Semanal (Global Research, 27/7/2016)
 
[14] Provoking nuclear war by media,- artículo del periodista John Pilger (johnpilger.com, 23/10/2016). El artículo puede leerse en español en versión PDF: Cómo provocar una guerra nuclear a través de los medios de comunicación (Traducido por Luis Lluna Reig)
 
 
 
[17] Syria’s White Helmets: War by Way of Deception – Part I,- un informe de Vanessa Beeley (21st Century Wire, 23/10/2015) 
 
[18] Maristas Azules de Alepo: Premio Internacional ‘Navarra’ a la Solidaridad,- artículo del escritor Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 1/10/2016)
 
[19] Viviendo bajo fuego en Siria,- (VÍDEO) Entrevista a la periodista y activista canadiense Eva Bartlett (subtítulos en español)
Anuncios

  1. ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ

    Quizás la más poderosa, porque sin utilizar previamente las armas mediáticas sería muy difícil poner en marcha después las bombas y el armamento militar. Son maquinarias que se complementan. Por eso todos los grandes medios son propiedad del capital financiero internacional.

    Un saludo.

    Me gusta

  2. Anónimo

    Gracias! Por fin leo algo coherente con respecto a esta vergonzosa situación actual. Cada vez mas personas se enteran de la situación real no solo en Siria, Irak, Yemen, Ucrania, sino tambien en el nivel mundial y sin las personas como usted esto seria muy difícil de difundir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s