LA OTAN CONTRA RUSIA, CON EL GOBIERNO DE ESPAÑA Y LA IZQUIERDA PROGRESISTA COMO TÍTERES

Como sabemos que la OTAN es una organización terrorista, es decir, que siembra el terror entre la población civil de aquellos lugares donde interviene militarmente por motivos puramente económicos y geoestratégicos, no debería sorprendernos el descaro y la desvergüenza con la que actúan sus dirigentes. Las potencias que forman parte de esta organización terrorista al servicio de las corporaciones occidentales, y principalmente el régimen imperialista estadounidense que es quien la dirige realmente, pisotean a diario el Derecho Internacional, deciden qué países atacar, qué leyes se deben respetar y cuáles saltarse según les convenga en cada momento, qué gobiernos son “aliados” y cuáles son “regímenes” a los que derrocar porque no se doblegan ante sus exigencias, qué grupos u organizaciones son “terroristas” y qué grupos son considerados “rebeldes”,… y un sinfín de arbitrariedades que no guardan ninguna coherencia ni respeto por la legislación internacional y los Derechos Humanos más elementales. A pesar de conocer estos precedentes, resulta irritante escuchar a sus altos mandos repetir una y otra vez los mismos mantras contra “sus enemigos” para tratar de justificar su propia existencia, y comprobar cómo manejan a su antojo a los gobiernos títeres que la conforman.
 
El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, advirtió (es decir, ordenó) esta semana al gobierno de España tras haber permitido que el pasado día 16 de octubre tres buques de la Armada rusa, con dirección a Siria, atracaran en el puerto de Ceuta para repostar y descansar durante tres días. Estaba previsto también que una flotilla rusa encabezada por el portaviones Kuznetsov atracara en el mismo puerto entre los días 28 de octubre y 2 de noviembre. Estas maniobras se ajustan a la legalidad internacional y se realizan habitualmente en todas las partes de mundo. Pero con Rusia todo es diferente. El argumento principal de la OTAN para expresar tal indignación y malestar es que los buques rusos serán utilizados para llevar a cabo un “indiscriminado bombardeo de civiles en Alepo” [1]. Estas quejas y afirmaciones se producen al mismo tiempo que la “coalición anti-terrorista” encabezada por EE.UU. está bombardeando “áreas residenciales, escuelas y otros edificios civiles, tanto en Mosul como en otras localidades de la provincia iraquí de Nínive” [2], lo que ha provocado ya la muerte de 60 civiles y más de 200 heridos, incluidos niños. Además, según informes aportados por la organización de periodistas independientes Airwars, la “coalición antiterrorista” liderada por EE.UU., es decir, la OTAN y sus aliados del Golfo, han asesinado a 1.721 civiles en Irak y Siria desde el comienzo de sus operaciones en agosto de 2014 (cifra exacta en el momento de escribir este artículo; miércoles 26 de octubre a las 23:00h.) [3]. 
 
¿De qué “indiscriminado bombardeo de civiles” nos está hablando la OTAN, acaso de los suyos propios? ¿Con qué legitimidad y autoridad moral nos hablan de “proteger a los civiles” estos criminales de guerra que asesinan civiles constantemente en Siria e Irak, ya sea con sus bombas o financiando y armando a los terroristas salafistas a los que llaman “rebeldes”?
 
El gobierno de España, además de estar asentado sobre un partido corrupto heredero del fascismo franquista más cruel y antidemocrático, es un gobierno absolutamente títere del capital financiero en lo económico y del eje EE.UU-Bruselas en lo político. España, como Estado, carece de soberanía para tomar decisiones que beneficien a la mayoría de sus ciudadanos (las clases trabajadoras y populares), en el hipotético caso de que el gobierno de turno decidiera adoptarlas. Por tanto, la sumisión de España ante la OTAN supone la constatación de un hecho bien sabido por muchos de nosotros, aunque desconocido para la audiencia ignorante de los medios corporativos. Más patético y lamentable aún, resulta ver a la izquierda parlamentaria española defender las guerras imperialistas de la OTAN y enarbolar sus eslóganes, repitiendo sus mentiras, apoyando sus “primaveras árabes”, sus “revoluciones de colores” o sus “bombardeos humanitarios”, como hicieron en Libia en 2011 o ahora en Siria.
 
En este sentido, el  partido Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) pidió la comparecencia ante el Congreso de los Diputados de los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa del gobierno español para que expliquen “por qué un país de la UE y de la OTAN colabora con Rusia facilitando apoyo logístico a sus buques de guerra que participan en la guerra de Siria apoyando al dictador Bashar Al Assad” [4]. Ya lo ven, parlamentarios “de izquierdas” ejerciendo como funcionarios de la OTAN y utilizando su mismo discurso para atacar a Rusia y a Siria. Que la OTAN financie y apoye a los terroristas de Al Qaeda en Siria no suscita ninguna preocupación ni merece ninguna pregunta por parte de estos parlamentarios. Como tampoco mereció ninguna pregunta el hecho de que en septiembre de 2013 se lanzaran dos misiles con destino Damasco desde la base militar de Rota, que afortunadamente fueron interceptados por los sistemas de defensa aérea rusos antes de llegar a su destino y que supuso un antes y un después no sólo en la guerra contra Siria sino en la consolidación del nuevo orden mundial multipolar [5]. En aquellas fechas, en las bases españolas de la OTAN se producían hasta “cuatro operaciones aéreas cada hora”, cuando los aviones de EE.UU. se preparaban para “una posible misión militar contra Siria” [6]. Esto no suscitó ninguna polémica en el Congreso de los Diputados. Como tampoco supone ningún problema que España acoja el escudo antimisiles con el que EE.UU. amenaza a Rusia, colocando a España no sólo en el epicentro de las intervenciones imperialistas de EE.UU. en el norte de África y Oriente Medio, sino de una posible guerra nuclear con Rusia. Nada de esto merece la atención de sus “señorías”. 
 
¿Cuándo ha pedido explicaciones ERC al gobierno español por el uso permanente de nuestro territorio para atacar a países soberanos? ¿Cuándo ha pedido explicaciones al ministro de AA.EE, Sr. García-Margallo, por financiar dos  cumbres de la oposición siria, es decir, de los terroristas del Frente Al-Nusra  (los que devoraron ante las cámaras el corazón de un soldado sirio), celebradas en Madrid y en Córdoba?  ¿Cuándo ha pedido explicaciones por financiar a estos terroristas? ¿Cuándo ha pedido explicaciones al ministro de Defensa, Sr. Morenés, por su vinculación a dos empresas de armamento y una tercera de contratas…y el ascenso meteórico de los presupuestos en materia de defensa? ERC ignora muchas cosas, por ejemplo que el  “dictador sirio Bashar al-Assad” gobierna Siria en una coalición de partidos, como  resultado de unas elecciones celebradas con casi un 80 % de participación: El Partido Baaz, el Partido Socialista, el Partido Comunista y el Partido Nasserista. [7]
La presencia de Rusia en territorio sirio se hace a petición del gobierno de Al Assad que lucha desde 2011 contra el terrorismo patrocinado por Occidente y sus aliados del Golfo. EE.UU. y Turquía, así como Israel y el resto de sus aliados que intervienen en Siria, lo hacen de forma totalmente ilegal e ilegítima. Invaden militarmente un país soberano para destruirlo y derrocar a su legítimo gobierno. Esta es una de las diferencias fundamentales que existen entre la presencia de Rusia en Siria y la de la OTAN y sus aliados. Unos combaten al terrorismo yihadista en colaboración con el gobierno y el pueblo sirio; otros intentan salvar y apoyar a los terroristas que financian para derrocar a Al Assad. No cabe ninguna comparación posible. El gobierno de España, los medios de comunicación masiva, las ONGs y la izquierda parlamentaria que apoyan esta intervención de la OTAN en Siria y piden una “zona de exclusión aérea” como en Libia, están apoyando a los terroristas salafistas y al imperialismo occidental más rancio que lo patrocina, disfrazando esta guerra económica como una “intervención humanitaria” o una “primavera árabe” o “revolución popular” que son pura fantasía y nunca existieron en Siria [8]. 
 
La “advertencia” de la OTAN al gobierno de España, al igual que las sanciones económicas, forma parte de la Guerra no Convencional que EE.UU. está desarrollando desde hace años contra “la Rusia de Putin”, la potencia que en estrecha alianza con China (BRICS) está poniendo en peligro la hegemonía mundial estadounidense vigente desde la Segunda Guerra Mundial. En Siria, lógicamente, EE.UU. no lucha contra el terrorismo al que dirige y financia, sino que desde 2011 utiliza a los grupos terroristas salafistas para derrocar a Al Assad y asestar un golpe geopolítico y geoestratégico a Rusia en la región, que además perdería el mercado europeo del petróleo y el gas en favor de las dictaduras de Arabia Saudí y Catar tras la construcción de los gasoductos y oleoductos a los que se opone el presidente sirio, motivo por el cual está en el blanco de la OTAN [9]. Tras este “cambio de régimen” en Siria le tocaría el turno a la República Islámica de Irán, la siguiente “primavera” en la lista que manejan los sicópatas del Pentágono y de las grandes corporaciones occidentales. Hillary Clinton ya está preparada para tomar el relevo y ejecutar esta agenda del terror que nos conduce a una Tercera Guerra Mundial [10], con el apoyo entusiasta de los medios y la izquierda “progresista” española.
 
 
REFERENCIAS – NOTAS
 
 
 
 
 
[5] Cronología fatal: desmoronamiento de occidente tras derribo de sus dos misiles balísticos y consolidación del sistema multipolar,- artículo del analista geopolítico y sociólogo peruano Enrique Muños Gamarra (Tercera Información, 27/9/2013)
 
 
[7] Esquerra Republicana de Catalunya a favor del Estado Islámico,- artículo de la abogada, analista y activista Purificación González de la Blanca (Ojos para la Paz, 24/10/2016)
 
[8] Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica.,- artículo de Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 1/5/2013) 
 
[9] Why the Arabs don’t want us in Syria,- Robert F. Kennedy, JR (Politico, 23/2/2016)
 
[10] War between US and Russia Could Be Sooner than Later. “The Danger of a Nuclear War”,- artículo de Joachim Hagopian, militar graduado en West Point y ex-oficial del ejército de EE.UU. (Global Research, 18/10/2016)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s