Etiquetado: Inmigración

Demagogia y populismo progresista contra Donald Trump

La llamada izquierda parlamentaria en España y, parece ser, en toda Europa, así como los movimientos u organizaciones sociales conocidas anteriormente como “movimiento antiglobalización”, han asumido e interiorizado el discurso dominante de tal forma que no podemos esperar nada productivo y revolucionario de ninguno de ellos (con algunas admirables excepciones, pero de muy poca o nula repercusión social y mediática).

Estos dirigentes, militantes o simpatizantes que relacionamos con el espectro ideológico de “la izquierda”, carecen de discurso propio frente a las grandes cuestiones que nos afectan, limitándose a seguir mansamente la matriz de opinión creada por las élites económicas y políticas a través de sus altavoces mediáticos. Se dejan arrastrar por la marea, sin ofrecer ninguna oposición intelectual frente a la mentira, esperando que la corriente les permita pescar unos cuantos votos de ese “centro político indeciso”, aunque deberíamos decir “masa desideologizada manipulable”. Están presos del “consenso”, incapaces de sobrepasar los muros que delimitan el “centro político”, temerosos de ser expulsados de la manada.

Como resultado de todo ello, nos encontramos con una derecha llamada “nacionalista” o  “populista” que ocupa ese espacio ideológico, que ha renovado su discurso y abandera la defensa de los intereses de las clases trabajadoras empobrecidas con propuestas dirigidas a recuperar la industria interna, el empleo y la soberanía nacional. La derecha o la extrema derecha es ahora quien encabeza la lucha contra la globalización y el neoliberalismo que debería encabezar una izquierda que se muestra ausente.

Actualmente entre esa izquierda abducida se impone la moda de criticar ferozmente a Donald Trump, uniéndose así a la derecha y a la élite económica defensora de la globalización neoliberal. Y digo “moda” porque ni siquiera lo hacen analizando en detalle sus propuestas, de forma rigurosa, independiente y objetiva según sus propios principios y valores, sino que lo hacen sumándose a la propaganda difundida desde los grandes medios corporativos y a la campaña política encabezada por Hillary Clinton y el Partido Demócrata y las organizaciones sociales afines financiadas por George Soros [1]. La demagogia y la hipocresía es la seña principal de este movimiento progresista “anti-Trump” en todo el mundo. El polémico muro en la frontera con México que propone ampliar Trump se comenzó a construir en tiempos de Bill Clinton. Obama lo amplió [2], como también amplió el número de deportados hasta llegar a los casi 3 millones de inmigrantes expulsados bajo su mandato, de los cuales casi la mitad no tenían antecedentes penales [3]. Quienes le precedieron en el cargo, así como aquellos políticos y activistas que guardaron silencio entonces, no pueden presentarse ahora como los defensores de los derechos de los inmigrantes.

Fue Obama también quien puso en marcha la ley que regula el flujo de inmigrantes y refugiados procedentes de otros países (Terrorist Travel Prevention Act of 2015) que ahora ha modificado Trump y por la cuál está siendo duramente criticado. En al año 2011 Obama prohibió durante 6 meses la entrada de refugiados procedentes de Irak [4]; y apenas dejó entrar en el país a un puñado de refugiados sirios [5]. No hubo manifestaciones en su contra entonces. Tampoco tienen memoria. Lo que ha hecho Donald Trump es prolongar una ley ya existente que afecta a una lista de países señalados desde el año 2015-2016 bajo el gobierno de Obama [6]. Trump ha suspendido temporalmente la admisión de refugiados tratando de ganar tiempo para poder investigar con más rigor a aquellas personas que solicitan su entrada en EE.UU. provenientes de países en conflicto. Y esta decisión obedece a una lógica que trata de ocultarse por parte de quienes demagógicamente la critican. Para entenderlo hay que señalar dos cuestiones muy relevantes:

– La primera, es que en esa lista supuestamente “anti-musulmana” de Trump (de Obama realmente) no figura ninguno de los países que más población musulmana tienen en el mundo: Indonesia, Pakistán, India, Bangladesh, Nigeria, Egipto… Además no todos los “refugiados” que pretenden entrar en EE.UU. procedentes de los países incluidos en la lista son musulmanes. Hablar de una ley “en contra de los musulmanes” carece de rigor. De hecho el texto de esta ley no menciona en ningún momento el término “Islam” o “musulmán” [7].

– La segunda, es que los países incluidos en esta lista tienen en común que todos han sufrido o sufren todavía los efectos devastadores de la intervención militar directa o indirecta de EE.UU-OTAN y sus aliados.

Es decir, que estos países no son señalados por Trump por ser “países musulmanes” sino por albergar en su territorio un nido de terroristas salafistas debido a las políticas imperialistas ejecutadas por Occidente en Oriente Medio y África. Libia, Siria, Irak, Somalia, Sudán y Yemen (donde muere un niño cada diez minutos debido a los bombardeos de la coalición encabezada por Arabia Saudí ). A excepción de Irán – que sería el siguiente en la lista negra imperial de haber caído Siria – todos los demás son víctimas del intervencionismo y el terrorismo yihadista patrocinado por EE.UU y sus aliados del Golfo. Y esto explica a su vez porqué otros “países musulmanes” patrocinadores y exportadores del terrorismo no están incluidos en esa lista, como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Pakistán o Catar. Este sesgo en contra de Irán, incluido en la lista de Trump, y a favor de Israel y Arabia Saudí es un hecho condenable y muy preocupante, tal y como señala el periodista Robert Parry en un reciente artículo [8].

Toda esta polémica en torno a esta ley de control de la inmigración no tiene nada que ver con defender o atacar a los “musulmanes” o a los “refugiados”, sino que obedece a otras realidades políticas y estratégicas que nunca son expuestas y analizadas por los grandes medios corporativos. La mejor forma de ayudar a los refugiados es abandonando las guerras imperialistas que los obligan a huir de sus países, y dejando de financiar a los grupos terroristas que asesinan a todos aquellos que no siguen su interpretación extrema y distorsionada del Islam, incluidos los propios musulmanes. Trump pretende que los terroristas que exportó Obama no regresen de nuevo a casa [9]. Y los ciudadanos y políticos de los países de la Unión Europea, grandes exportadores de yihadistas (la “Euroyihad” [10]), deberían prestar más atención a este asunto, por el bien de todos nosotros.

En lugar de denunciar estos hechos y seguir su propia agenda política al margen de la propaganda mediática, “la izquierda” prefiere fijar su atención en el dedo que señala a la luna (en este caso a Donald Trump) sumándose a la demagogia globalista y a un populismo progresista que dice abanderar la defensa de los DD.HH. y de las minorías al mismo tiempo que apoyan a los responsables de los mayores crímenes contra la humanidad de nuestros tiempos.

REFERENCIAS – NOTAS

[1] LA REVOLUCIÓN PÚRPURA DE GEORGE SOROS CONTRA TRUMP Y LA COBARDÍA DE UNA IZQUIERDA QUE NO EXISTE (El Mirador Global, 15/11/2016)

[2] Muro fronterizo de Estados Unidos-México, de vida o muerte  (TeleSur, 10/11/2014)

[3] Con 2.8 millones, Obama es el que más ha deportado  (El Financiero, 14/11/2016)

Ver también: Obama, camino a los 3 millones de deportaciones cuando termine su gobierno (La Opinión, 27/12/2016) http://laopinion.com/2016/12/27/obama-camino-a-los-3-millones-de-deportaciones-cuando-termine-su-gobierno/

[4] Barack Obama prohibió entrada de refugiados iraquíes a Estados Unidos durante 6 meses (Pan Am Post, 30/1/2017)

[5] ¿Es diferente la política de refugiados de Trump de la de Obama? (La Gran Época, 30/1/2017) http://www.lagranepoca.com/internacionales/112597-es-diferente-politica-refugiados-trump-de-la-de-obama.html

[6] OPEN SOCIETY: Soros-backed, Anti-Trump Immigration Protests ‘Sprung from Nowhere’ at Airports Across America,- un informe de Shawn Helton (21st Century Wire, 31/1/2017) http://21stcenturywire.com/2017/01/31/open-society-soros-backed-anti-trump-immigration-protests-sprung-from-nowhere-at-airports-across-america/

[7] Donald Trump’s ‘travel ban’ Executive Order: Full text and analysis,- un completo informe, que incluye el texto de la ley de inmigración de Trump, publicado por Alexander Mercouris (The Duran, 30/1/2017) http://theduran.com/donald-trumps-executive-order-entry-full-text-analysis/

[8] Trump Lets Saudis Off His ‘Muslim Ban’,- artículo del periodista y escritor Robert Parry (Consortiumnews, 29/1/2017) https://consortiumnews.com/2017/01/29/trump-lets-saudis-off-his-muslim-ban/

[9] Exclusive: US May Have Let ‘Dozens’ of Terrorists Into Country As Refugees,- (ABC News, 20/11/2013) http://abcnews.go.com/Blotter/al-qaeda-kentucky-us-dozens-terrorists-country-refugees/story?id=20931131

[10] Euro-yihadistas: instrumentos de la OTAN,- Silvia Cattori entrevista al periodista y escritor belga de origen sirio Bahar Kimyongür (La Haine, 2/6/2014) http://www.lahaine.org/mundo.php/euro-yihadistas-instrumentos-de-la-otan

Ver también: Continúa el acoso el acoso a Bahar Kimyongür en medio del silencio mediático – (InvestigAction, la web creada por Michel Collon) http://www.investigaction.net/es/continua-el-acoso-a-bahar/

Anuncios