ISRAEL CONTINÚA ASESINANDO INOCENTES CON TOTAL IMPUNIDAD ¿BANDERA FALSA?

En la pasada madrugada del martes 8 al miércoles 9 de julio, Israel lanzó de nuevo una sangrienta campaña militar sobre Gaza asesinando a otros 32 palestinos, causando más de 210 heridos y atacando al menos 140 viviendas con misiles de las cuales 38 resultaron totalmente destruidas. Los bombardeos abarcaron a toda la Franja de Gaza, donde la aviación israelí llevo a cabo 378 incursiones atacando principalmente sectores residenciales. Entre las víctimas se encontraban 5 niños, mujeres y ancianos. A lo largo del día la cifra fue dramáticamente en aumento y en la tarde de este miércoles algunos medios (como TeleSur) ya hablaban de 53 muertos, entre ellos 10 niños, y más de 465 heridos. ¿También eran “terroristas” todas estas víctimas inocentes? Seguramente son considerados “daños colaterales”. [leer El silenciado genocidio del pueblo palestino con el apoyo de occidente]

  
El Estado terrorista de Israel continúa asesinando civiles inocentes en Palestina con total impunidad y descaro. Por desgracia esto era previsible después de que aparecieron hace diez días cerca de la ciudad de Al Khalil (Hebrón) los cuerpos de los tres jóvenes colonos desaparecidos el pasado día 12 de junio. Lejos de cesar en su ofensiva militar criminal llamada “Guardián del Hermano” iniciada desde entonces contra el pueblo palestino con la excusa de “rescatar” a los estudiantes “secuestrados”, el gobierno sionista incrementó su violencia para vengar su muerte, haciéndolo ahora bajo el operativo militar “Borde Protector”. El criminal Benjamín Netanyahu advierte que “ha ordenado un incremento significativo de las operaciones contra Hamás en Gaza” y que la operación militar “llevará tiempo”, y ha dado órdenes para que el Ejército se prepare para una posible operación terrestre en la Franja de Gaza. Es decir, que continuará bombardeando a la población civil, asesinando inocentes incluidos niños, reprimiendo y encarcelando a civiles y robándoles su tierra con total impunidad a pesar de saltarse todas las reglas del Derecho Internacional y los DD.HH frente a los ojos de todo el mundo. Algo que por otro lado lleva muchos años haciendo, concretamente desde 1948. 
 
Todavía a día de hoy el genocida gobierno sionista no ha sido capaz de presentar ninguna de las evidencias o pruebas de las que supuestamente dispone para responsabilizar a Hamás del secuestro y posterior asesinato de los tres jóvenes israelís. Ni que decir tiene que aunque lo hiciera ello no justificaría en ningún caso los asesinatos y ataques contra civiles palestinos que se están ejecutando en las últimas semanas. Pero esto demuestra la absoluta impunidad con la actúa Israel sin que se vean obligados ni siquiera a disimular o a construir un relato mínimamente creíble. Existe por parte del gobierno de Israel una acusación generalizada sobre unos hechos muy opacos, y una respuesta posterior totalmente desproporcionada y criminal basada en el principio de que todo palestino es culpable por el hecho de serlo y es por tanto susceptible de ser asesinado, golpeado o encarcelado por un Estado represor que se presenta como una víctima que está legitimada por ello a bombardear a la población civil y a saltarse todas las leyes internacionales existentes y los Derechos Humanos más elementales. En estos parámetros surrealistas nos estamos moviendo. Es el mismo patrón que emplean sus aliados de EE.UU para ejecutar sus guerras imperialistas bajo el argumento de la “lucha contra el terrorismo”. Todo el que no se arrodille ante ellos es un “terrorista”. Y si no hay pruebas se inventan.
 
Pero es que además, la poca información que se va conociendo acerca del supuesto “secuestro” y posterior muerte de los tres estudiantes israelís arroja cada vez más sospechas sobre la actuación del régimen de Netanyahu. Es probable que todo haya sido una operación de “bandera falsa” del gobierno terrorista de Israel para justificar el ataque masivo contra Palestina. Esto al menos es lo que se pregunta Karin Brothers en un artículo en Global Research (¿Fue el secuestro de los tres colonos una operación israrelí de bandera falsa?), donde explica cómo el gobierno israelí impuso una “mordaza” sobre los hechos ocurridos en torno al secuestro de los tres colonos, ocultando y manipulando la información para justificar un ataque contra la población civil palestina, contra los miembros de la resistencia de Hamás y para crear divisiones dentro del nuevo gobierno de unidad entre Al-Fatah y Hamas.
 

(…) Las fuerzas de defensa israelíes (FDI) fueron llamados solamente 8-9 horas después de la primera llamada que avisaba sobre el secuestro. Uno de los estudiantes hizo una llamada a la línea de emergencia policial 10 minutos después de que aceptar a subir a un coche que supuestamente les llevaría a casa, con el mensaje de que estaba siendo secuestrado. La declaración fue seguida por lo que sonaba a varios disparos, gemidos y silencio; la llamada duró 49 segundos. La Policía ignoró la llamada. El padre del adolescente llamó a la policía 5 horas más tarde, a las 3:30, para denunciar la desaparición de su hijo. “Varias horas” después de eso, después de un intercambio de 54 llamadas telefónicas, las FDI y Shin Bet finalmente llegaron a implicarse (…) 

Ahora ya se ha confirmado que Hamas no tuvo nada que ver en el secuestro y asesinato de los tres jóvenes israelís. Un grupo denominado Seguidores del Estado Islámico en Bayt Al Maqdis (EIBM), aliados del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) – grupo terrorista que opera en Siria e Irak apoyado por EE.UU y sus aliados en la zona (Arabia Saudita, Catar, Turquía, Jordania y el propio Israel) – asumió la autoría del secuestro y asesinato de los tres jóvenes colonos. El Gobierno israelí no ha dado crédito alguno a las reivindicaciones hechas por el EIBM e insiste en responsabilizar a Hamás del asesinato de los tres jóvenes. Obviamente la teoría de la autoría de Hamas supone una excusa perfecta a la que no van a renunciar para poder así seguir masacrando con total impunidad a inocentes palestinos. Está por ver si existen nexos de unión directos entre Israel y el EIBM. Pero… ¿alguien podría sorprenderse si este hecho se confirmara? De momento sabemos que existen vínculos entre Israel y el Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL). [ver entrevista con el analista Zaki Khalid]

Al margen de si el “secuestro” y asesinato de los tres estudiantes israelís fue o no una operación de “falsa bandera” planificada desde Tel Aviv, lo que parece claro es que Israel sabía perfectamente que Hamás no estaba involucrado en estos hechos, o como mínimo, que había muchas evidencias que apuntaban en otra dirección. En cualquiera de los dos casos, ya sea porque lo organizó o porque manipuló los hechos para aprovecharse de ellos, el objetivo de Israel era encontrar una excusa perfecta para intensificar el genocidio del pueblo palestino presentándolo como un acto casi de defensa propia en su “lucha contra el terrorismo”. Esa perversa excusa, a pesar de los contundentes hechos y evidencias, sigue vigente. Para ello cuentan con la complicidad de los grandes medios de desinformación masiva, las “ejemplares” “democracias” occidentales, y las grandes corporaciones que hacen de la muerte ajena su negocio.

Anuncios

  1. Piedra

    Fuera o no cosa de HAMAS no es contra ellos contra los que toman represalias, sino contra civiles inocentes, así que esto nunca debería poderse utilizar como escusa.

    Los legítimos herederos de la tierra de Israel, los descendientes de sus antiguos pobladores (Judíos entre ellos), han sido apartados a un gueto y están siendo hostigados y asesinados continuamente por unos asesinos cuya disculpa son las campañas publicitarias creadas por ellos mismos y divulgadas por el cine.

    Me gusta

  2. ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ

    Cada vez está más claro que no fue Hamás. Aunque lo fuera, como digo en el artículo, “ello no justificaría en ningún caso los asesinatos y ataques contra civiles palestinos que se están ejecutando en las últimas semanas”. Lo que está ocurriendo no es nuevo, y cansa demasiado tantos años de hipocresía occidental. Se repite la historia una y otra vez. Se invade un territorio por un “país” que no existe, se sojuzga a su población, y cuando éstos tratan de defenderse aunque no tengan recursos para ello son considerados terroristas. A partir de esa premisa de la “lucha contra el terrorismo” todo está permitido para defender los intereses de las potencias y las corporaciones occidentales en Oriente Medio. Además de una limpieza étnica, Israel y la OTAN pretenden “limpiar” el gas y el petróleo aparecido en aguas de la Franja de Gaza, Líbano, o Siria (lo cuenta Michel Chossudovsky en uno de sus últimos artículos en Global Research). Los “nuestros”, nuestros “aliados”, pueden asesinar inocentes impunemente, ya sea en Palestina o en Ucrania, siempre que después nos entreguen o compartan con “nosotros” el botín. Repugnante.

    Me gusta

  3. ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ

    Del régimen de Israel se puede esperar eso y más. Todo es susceptible de ser manipulado por el enorme aparato de propaganda sionista para alcanzar sus objetivos.

    Es muy interesante la información, y no conocía esa página. Gracias por la aportación María Jesús.

    Me gusta

  4. Anónimo

    Thank you, I have recently been looking for information approximately this topic for a long time and yours is the best I've discovered so far. But, what about the conclusion? Are you positive in regards to the supply?
    Here is my weblogvuelos a israel

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s