LOS ATENTADOS EN BRUSELAS Y EL DOBLE RASERO: LOS REBELDES DE LA OTAN EN SIRIA SON AHORA TERRORISTAS EN EUROPA


Sería conveniente para una mejor salud de nuestras sociedades que en lugar de hacer el ridículo más espantoso colocando la bandera de Bélgica (anteriormente fue la de Francia) en nuestros perfiles de las redes sociales o de que repitamos como obedientes borregos el eslogan “todos somos Bruselas”, los ciudadanos occidentales tratáramos de informarnos mucho mejor sobre el verdadero origen de estos actos terroristas sucedidos en Europa y de la trayectoria de sus crueles ejecutores, para evitar así que los cómplices occidentales de estos terroristas yihadistas (que en Siria son definidos como “rebeldes”) y sus aparatos de propaganda manipulen nuestros sentimientos en favor de sus intereses geopolíticos y económicos.
 

Los gobiernos europeos no pueden mirar para otro lado. En lugar de esconderse bajo ese falso manto de lágrimas y de imponer más recortes de libertades y de derechos a los ciudadanos, deberían darnos muchas más explicaciones y asumir sus responsabilidades políticas y penales por tanta sangre derramada. 
 
Los terroristas que atentaron el 13 de noviembre de 2015 en París y que ahora han repetido sus acciones en Bruselas son bien conocidos por los servicios secretos occidentales. Salah Abdeslam, detenido el pasado viernes 18 de marzo en Molenbeek, así como el resto de terroristas que atentaron en París y Bruselas, como Najim Laachraoui o Mohamed Abrini, habían sido arrestados incluso encarcelados en varias ocasiones anteriores por cometer diferentes delitos. De hecho un mes antes de que se produjeran los atentados de París el 13N de 2015, los servicios de seguridad belgas pusieron en conocimiento de las autoridades francesas una lista con más de 80 nombres de presuntos yihadistas que residían en el barrio belga de Molenbeek – incluidos los hermanos Brahim y Salah Abdeslam – alertando de que podrían estar planeando cometer diversos atentados en Francia [1].
 
Pero quizás lo más destacable de su pasado es que la mayoría de ellos viajaron a Siria en los últimos años para luchar en las filas del llamado Estado Islámico y de Al Qaeda para derrocar al gobierno de Bashar al-Assad [2]. Este currículum, lejos de ser motivo suficiente para cerrarles las puertas de entrada a Europa, parece que les sirvió para que fueran recibidos con la alfombra roja. No en vano estos gobiernos europeos que forman parte de la OTAN apoyan a estos terroristas en Siria, siguiendo las órdenes de EE.UU. que tiene una larga experiencia en crear y apoyar a “escuadrones de la muerte” para derrocar gobiernos y reprimir a sus poblaciones (Afganistán, países de Europa del Este, Latinoamérica… o más recientemente en Libia) [3]. Los que atentaron en Bruselas son sus “rebeldes sirios”, sus “luchadores por la libertad” en Oriente Medio y norte de África. Son mercenarios pagados en dólares y euros que ahora han mordido la mano que les da de comer. Los mismos que en Siria cortan cabezas, violan a mujeres y niñas, utilizan a niños como escudos humanos… Europa es exportadora de terroristas yihadistas. Las cifras más conservadoras indican que más de 5.000 ciudadanos europeos forman parte del Estado Islámico en Irak y Siria. Las autoridades europeas que ahora de nuevo levantan la voz, no parecían muy preocupadas cuando estos terroristas viajaban a Siria para hacerle el trabajo sucio a la OTAN.

¿Acaso no tienen el mismo valor las víctimas inocentes que mueren en Siria a manos de sus mercenarios, que las víctimas inocentes asesinadas en los países occidentales a manos de estos mismos “rebeldes moderados”?  

Si repasamos brevemente nuestra historia más reciente, podemos observar cómo la propia Europa sufrió en sus carnes estos métodos criminales utilizados por EE.UU. para derrocar o impedir que lleguen al gobierno aquellas fuerzas políticas que pueden poner en peligro su hegemonía y dominio global. En esto consistió la red Gladio (organismo dependiente de la OTAN) puesta en marcha por los servicios secretos de EE.UU. que apoyándose en diferentes grupos terroristas de corte neonazi llevaron a cabo múltiples actos terroristas de bandera falsa en distintos países europeos (a partir de 1970 principalmente), y que eran posteriormente atribuidos a las organizaciones de izquierdas para impedir que partidos comunistas o socialistas llegaran al poder en Europa. La propia Bélgica, Alemania, Italia, España, Portugal, Grecia, Dinamarca, Noruega, etc. son algunos de los países donde EE.UU. aplicó el terror para alcanzar sus objetivos geopolíticos y económicos. Algunos especialistas como el historiador suizo Daniele Ganser* han escrito detalladamente sobre este tema [4].
 

Volviendo a los terroristas de Bruselas: ¿Cómo  es posible que unos individuos con este pasado, y que están bien identificados por los servicios secretos europeos, campen a sus anchas por Europa y por el mundo sin que las autoridades pertinentes se pregunten qué es lo que traman estos reconocidos terroristas? ¿Estamos ante un caso de incompetencia o de complicidad?
 
En cualquiera de los dos casos la respuesta dada por los gobiernos imperialistas europeos es precisamente la contraria a la que deberían dar, aunque no por ello resulta sorprendente:

– Con su discurso fomentan la islamofobia (en Madrid la extrema derecha atacó con bengalas una mezquita al grito de “Hoy Bruselas, mañana Madrid”) ya que presentan su “lucha contra el terrorismo como una guerra global entre Occidente y el Islam, eludiendo de esta forma sus responsabilidades y extendiendo las culpas al “mundo islámico” en general. En realidad los datos tumban este perverso planteamiento: según Global Terrorism Basadate, entre los años 2000-2014 el 87% de todos los atentados de corte yihadista en el mundo se produjeron en países de mayoría musulmana. Casi 9 de cada 10 víctimas eran musulmanes.

– Más gasto militar, más represión policial y judicial, más vigilancia y más violaciones de nuestra privacidad, más recortes de libertades en las “democracias” europeas. Un permanente estado de shock que produce en los ciudadanos una parálisis que les impide rebelarse ante las imposiciones de las clases dominantes [5].

– Y más militarización y más guerras imperialistas en Oriente Medio y norte de África para mantener con vida las insostenibles economías occidentales y el actual orden mundial con epicentro en Washington/Wall Street.

Algunos “halcones” neoliberales, analistas a sueldo y think tanks de las grandes corporaciones ya están pidiendo a gritos de nuevo una intervención directa de la OTAN en Siria (y de paso en Libia) ahora que sus “rebeldes moderados” han perdido la guerra frente a Damasco y sus aliados, y que la Rusia de Putin les ha ganado sobre el terreno y ha dejado al descubierto la hipocresía de USA/OTAN en Oriente Medio.
 
Esta es la lógica que se impone en la Unión Europea: para evitar las consecuencias, se multiplican las causas. Para evitar la huida de refugiados a Europa, se provocan más guerras, más destrucción y más muertes en sus países de origen. Para “luchar contra el terrorismo”, se incrementa el apoyo a estos mismos terroristas en Oriente Medio. Toda este cinismo y doble rasero demuestran una vez más, que más allá de las palabras, las fotos y la propaganda mediática, las verdaderas intenciones de las potencias occidentales no tienen nada que ver con el discurso oficial que nos presentan [5]. Su verdadera agenda oculta se escribe en los despachos de las grandes corporaciones occidentales, y los gobiernos imperialistas de la OTAN (incluyendo a Israel y las dictaduras del CCG) la ejecutan cueste lo que cueste y caiga quien caiga en cualquier parte del mundo, incluido sus propios países.

Estos atentados en Bruselas, como los anteriores, no han hecho más que acelerar la implementación de esa agenta oculta, que por desgracia contará con el visto bueno de unas sociedades occidentales atormentadas por el miedo y manipuladas por la enorme desinformación que difunden los grandes medios corporativos, que ejercen como reproductores de la ideología que propaga el poder económico occidental. Mientras tanto la izquierda parlamentaria europea (salvo algunas honrosas y desapercibidas excepciones), así como algunas ONGs, grandes sindicatos y otros sectores “alternativos” y “progresistas”, se suman al consenso político creado artificialmente en torno a la “lucha contra el terrorismo” que encabezan, precisamente, los mayores patrocinadores del terrorismo internacional.
 
Si queremos conocer quiénes son los responsables y promotores de la barbarie, una vez que analizamos y comprobamos cuáles son sus consecuencias, sólo cabe preguntarse entonces: ¿Cui bono? ¿A quién benefician todos estos atentados y el incremento de la violencia en el mundo?


REFERENCIAS – NOTAS
 
[1] New data on police foreknowledge of terrorists raise questions on Paris attack,- Kumaran Ira (Worl Socialist Web Site, 27/10/2015)
 
[2] Brussels Bombing: The True Implications of ISIS Links,- Tony Cartalucci (New Eastern Outlook, 23/3/2016)
[3] Ayuda al enemigo: 35 países en los que EE.UU. apoyó a fascistas, narcos y terroristas,- un artículo de Nicolas J.S. Davies para AlterNet (4/3/2014). Publicado también en español en la web de Rusia Today.

[4] Dossier con varios artículos de Daniele Ganser sobre la red Gladio en Europa, publicados por Red Voltaire

[5] Documental La Doctrina del Shock, basado en el libro La Doctrina del Shock: el auge del Capitalismo del Desastre (2007), de la periodista e investigadora canadiense Naomi Klein.
 

 
*Historiador suizo, especialista en relaciones internacionales contemporáneas. Sus trabajos acerca de las redes Gladio en Europa y de los ejércitos secretos de la OTAN ligados a los neonazis y otros movimientos fascistas le valieron un gran reconocimiento académico. Se dedica a la enseñanza en la universidad de Basilea, Suiza. (Red Voltaire)

Anuncios

  1. mehdi mountather

    Ces attentats de Bruxelles comme le 11.9 complot des franc maçons sioniste contre l'islam avec la complicité de leurs moyens d'information pour éviter ces criminels et leurs marionnettes Daech Qaeda Boko Haram Gia Aqmi a l'enfer aux non musulmans de se convertir a l'islam aujourd'hui parce que le chef de ces criminels satan est mort lors de glissement de terrain d'Azazga en Algérie Mars 2012 ces séismes en Maroc c'est la fin du monde les signes de la fin du monde en islam sont terminer the end.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s