Categoría: Kate Bolduan

KATE BOLDUAN, CNN Y EL ALEPO MEDIA CENTER: LAS LÁGRIMAS FALSAS DE LOS PORTAVOCES DEL TERRORISMO

 
La manipulación de los sentimientos de las masas como estrategia para justificar una intervención militar contra otro país, es uno de los clásicos de la propaganda de guerra que difunden las grandes corporaciones mediáticas occidentales. Desde el famoso robo de bebés de las incubadoras de los hospitales de Kuwait en 1990 hasta la foto del niño Aylan Kurdi cuyo cadáver apareció en una playa turca cuando huía de Siria, los ejemplos serían interminables [1].
 
Recientemente la propagandista de guerra Kate Bolduan dio una lección magistral de cómo manipular los sentimientos de la audiencia ignorante utilizando a una víctima inocente, cuando al mismo tiempo ella y su canal de propaganda imperialista CNN promueven la guerra de invasión terrorista contra Siria que ha causado ya la muerte y el sufrimiento de cientos de miles de inocentes, sin que se les haya movido ni un sólo músculo de la cara. Las imágenes que hicieron “derrumbarse” en directo a esta cínica presentadora de falacias, fueron las aparecidas en un vídeo en el que podía verse a un niño de 5 años herido y aturdido, llamado Omran Daqneesh (ver foto de portada y vídeo adjunto), tras haber sido rescatado bajo los escombros después de sufrir un bombardeo supuestamente de la aviación de Rusia y de Siria en un barrio de Alepo controlado por los “rebeldes”, es decir, por terroristas al servicio de la OTAN.
 
Para esta afligida propagandista, la muerte de cientos de niños sirios a manos de sus “rebeldes moderados” no provoca ni una sola lagrima en su rostro. La CNN ni siquiera pierde ni un minuto de su tiempo en mostrarnos tales atrocidades, ocultadas sistemáticamente desde 2011 [2]. Sin ir más lejos el degollamiento de un niño de 12 años el pasado mes de julio por parte de “rebeldes” del Nureddin al Zinki (Harakat Nour al-Din al-Zenki), financiados por la OTAN y apoyados moralmente por ONGs como Amnistía Internacional [3]. En este caso, la imposibilidad de culpar a Bashar al Assad del degollamiento, convirtió en invisible a ese niño asesinado. Tampoco parece importarles demasiado a estos medios corporativos y a estos “periodistas” tan sensibles, que desde hace más de 5 años cientos de niños sirios hayan sido utilizados como “niños soldados” por parte de los “grupos moderados” financiados por EE.UU-OTAN  y sus regímenes aliados [4], incluido el Ejército Libre Sirio. Tampoco las ONGs más reconocidas y financiadas por las corporaciones occidentales parecen muy preocupadas al respecto.
 
Pero más allá del doble rasero y la hipocresía que aplican estos “humanitarios periodistas” desde 2011 en Siria (que daría para escribir decenas de artículos), debemos denunciar de nuevo la manipulación informativa de fondo que hay en este vídeo y desenmascarar una vez más a la fuente original de esta noticia.
 
En el caso concreto de la fotografía del niño sentado en la ambulancia Omran Daqneesh, el encargado de realizarla fue Mahmud Raslan, miembro del citado Nureddin al Zinki y que aparece fotografiado participando en múltiples asesinatos criminales de dicho grupo terrorista [5], incluido el reciente degollamiento del niño palestino en julio pasado que citábamos anteriormente. ¿Puede considerarse a este salvaje como un “reportero gráfico”? Los grandes medios y agencias occidentales consideran su “información” como fiable e imparcial. Por eso la difunden. Terroristas y medios corporativos forman un equipo coordinado por la OTAN que se distribuye perfectamente el trabajo.
 
La OTAN fabrica a través de sus medios las noticias que nos llegan desde Siria
 
Por otro lado el vídeo sobre el niño fotografiado en la ambulancia fue publicado por la “Aleppo Media Center” (AMC), que es realmente una agencia de propaganda que forma parte de los grupos terroristas vinculados a Al Qaeda en Siria, como el Frente al Nusra, y que se encarga de producir y difundir los vídeos y fotos de estos grupos así como de los Cascos Blancos, la ONG terrorista financiada y dirigida por EE.UU. y el Reino Unido.
 
Esta “agencia de prensa” AMC dispone también de una emisora de radio que emite gracias al apoyo técnico de Syrian Media Incubator con sede en Gaziantep, en el sur de Turquía, que a su vez está respaldada por la corporación mediática CFI dependiente del ministerio de Exteriores de Francia, y por ONGs como Reporteros sin Fronteras o la danesa Internacional Media Support (IMS). La “incubadora de noticias” Syrian Media Incubator está financiada principalmente por la Unión Europea. ¿Puede ser imparcial la “información” que emiten desde el terreno en Siria a través de estas “agencias de noticias”?
 
Es decir, que estas “agencias de prensa” de la OTAN ejercen como la matriz informativa de la que se nutren posteriormente los medios de comunicación occidentales que nos “informan” sobre Siria. Occidente fabrica las noticias a la carta que luego consumimos.
 
De nuevo nos encontramos con la paradoja de que los periodistas de los medios de comunicación occidentales no se hacen preguntas sobre los hechos que ellos mismos están difundiendo masivamente todos los días. No tratan de confirmar la veracidad de la noticia ni la  fuente de donde procede. Se limitan a difundir la “información” que presentan las grandes agencias internacionales en contacto directo con los servicios secretos de las potencias occidentales, y al mismo tiempo censuran o manipulan cualquier opinión que cuestione el discurso y la versión oficial de EE.UU. y las potencias occidentales sobre Siria. Por ejemplo, utilizan sistemáticamente al Observatorio Sirio de Derechos Humanos como fuente absolutamente fiable sobre los acontecimientos en Siria; sin embargo ninguno de estos periodistas se ha preguntado qué personas componen dicho “observatorio” o quiénes les financian [6]. Lo mismo ocurre con los periodistas o fotógrafos “freelance” cuyas crónicas, fotografías y vídeos sobre Siria son posteriormente difundidos y utilizados por parte de estos grandes medios para justificar una “intervención humanitaria” de la OTAN, sin preguntarse quiénes son y para quién trabajan esos omnipresentes “fotógrafos” del terror. 
 
Si no lo hacen, si no cumplen con su obligación como periodistas de verificar sus fuentes y contrastar los hechos, es sencillamente porque estos periodistas – al igual que los “rebeldes sirios” – son realmente mercenarios bien pagados que construyen la realidad por encargo de su patrón.
 

 
REFERENCIAS – NOTAS
 
[1] Las técnicas de la propaganda militar moderna,- Thierry Meyssan (Red Voltaire, 16/5/2016)
 
[2] Medios corporativos occidentales hacen “desaparecer” a más de 1.5 millones de sirios y a 4.000 doctores,- informe de la periodista independiente Eva Bartlett (SOTT, 14/8/2016)
 
[3] Amnistía Internacional y el niño palestino decapitado en Siria por los “rebeldes”,- artículo del escritor Mikel Itulain (¿Es Posible la Paz? 24/7/2016) 
 
[4] Why have the media ignored child soldiers in Syria?,- información del analista Paul Antonopoulos (Al-Masdar News, 1/2/2016)
 
 
Anuncios