LOS CRÍMENES NAZIS EN UCRANIA Y LOS MEDIOS DE DESINFORMACIÓN MASIVA

Este es sólo un sencillo ejemplo de cómo nos informan cotidianamente los grandes medios corporativos. Ejemplos como éste y otros mucho más escandalosos se pueden ver y escuchar a diario en prensa, radio y televisión sin que muchas veces nos demos cuenta siquiera de que nos están desinformando y manipulando.

 
Este jueves 14 de agosto en el boletín informativo de las 16:00 horas, la emisora más escuchada en España se dignaba por fin a hablar de lo que está ocurriendo en el este de Ucrania, aunque fuera de manera telegráfica en uno de sus boletines de noticias [leer Ucrania: apagón informativo sobre los crímenes fascistas en Donbass]. Pero su “información” pretendía más bien desinformar a los oyentes.
 
La Cadena SER (grupo PRISA, propiedad del capital financiero) decía en su breve boletín que el ejército ucraniano había iniciado este jueves una ofensiva contra los “separatistas pro-rusos” en Donetsk provocando la muerte de un civil a causa de los proyectiles lanzados durante los enfrentamientos entre el gobierno ucraniano y los “separatistas pro-rusos”. ¿Un sólo muerto en Donetsk? A esas horas de la tarde varias fuentes y agencias fácilmente localizables en internet ya hablaban de que los bombardeos contra la población civil en varios lugares de Donbass habían provocado decenas de muertos y cientos de heridos, aunque era difícil por el momento concretar la cifra: “Los muertos están en las calles, no hemos podido todavía calcular cuántos hay”, dijo a los medios el viceprimer ministro de la República Popular de Donetsk, Andréi Purguín, en la mañana del jueves. Sólo entre el martes y el jueves de esta semana ya habían muerto 70 personas y 116 resultaron heridas en la región de Donetsk. Este es un dato que desconocen los oyentes de la Cadena SER, entre los que me incluyo muy a mi pesar. Pero es que además hoy mismo viernes 15 de agosto por la mañana, en su boletín de noticias de las 11.00 horas, la Cadena SER todavía hablaba de “11 muertos” en el este de Ucrania debido a los conflictos entre el “gobierno ucraniano” y los “separatistas pro-rusos”, cuando está más que confirmado que las cifras superan los 100 muertos y la mayoría de ellas son civiles asesinados por los bombardeos de la Junta nazi de Kiev. [ver vídeo de RT sobre la situación en Donbass publicado el jueves 14 a las 21:20 horas]

La inmensa mayoría de sus oyentes seguro que también desconocen (salvo aquellos que además se informen por otros medios alternativos) que se han producido más muertes en el este de Ucrania a manos de la Junta golpista de Kiev que en Palestina a manos del régimen genocida sionista. Según las cifras que maneja la ONU – cifras muy conservadoras – los muertos en Donbass desde el mes de abril superan ampliamente los 2.000, en su inmensa mayoría civiles incluidos decenas de niños y jóvenes asesinados por el régimen neonazi ucraniano. También hay más de 5.000 heridos y más 730.000 refugiados. Son datos que, por lo visto, no despiertan el mínimo interés en la redacción de esta emisora.

[Algunas víctimas de los bombardeos nazis en el centro de Donetsk este jueves 14/8/2014]

En este mismo boletín de noticias de la tarde (pero insisto en que esto ocurre de manera similar en el resto de emisoras y medios corporativos y es fácilmente comprobable) también se hicieron eco de la ayuda humanitaria que Rusia había enviado al este de Ucrania. Concretamente decían que el convoy ruso con más de 2.000 toneladas de ayuda “había decidido” dar la vuelta hacia Rusia y desistir en la entrega de ese material humanitario urgente con dirección a Donbass. ¿Lo “decidió” el gobierno de Rusia o fue la Junta golpista de Kiev siguiendo órdenes de Washington quien impidió el paso de dicha ayuda humanitaria? Para el redactor de la Cadena SER encargado de dar la noticia la cuestión estaba clara: fue Rusia quien inexplicablemente se negó a prestar ayuda humanitaria a la población civil del este de Ucrania. Una ayuda humanitaria que Rusia voluntariamente había decidido enviar unas horas antes. ¿Es creíble y sostenible esta versión? La realidad, más allá de este ejercicio de desinformación radiofónico, es que el convoy de Rusia no ha dado marcha atrás sino que se encuentra en la frontera con Ucrania a la espera de que el gobierno de EE.UU ordene a su régimen títere en Kiev dar permiso al convoy ruso para que la ayuda llegue a su destino.

 

(…) En una reunión de las Naciones Unidas (ONU) del Consejo de Seguridad el viernes, la embajadora estadounidense Samantha Power advirtió que están en contra de cualquier intervención humanitaria por parte de Rusia en el este de Ucrania. Ella culpó de la crisis en el país en su totalidad a Rusia, afirmando que “hay que enfrentar la situación humanitaria, pero no por aquellos que la han causado”. (…) Power afirmó que “cualquier otra intervención unilateral por parte de Rusia en el territorio de Ucrania, aunque sea bajo el pretexto de la ayuda humanitaria, sería totalmente inaceptable y profundamente alarmante, y sería visto como una invasión de Ucrania” (…) [El asalto en Donetsk aumenta el riesgo de guerra con Rusia,- por Niles Willianson]

 
Resulta muy interesante también comparar cuáles eran las opiniones de los gobiernos y medios de comunicación occidentales (y algunas ONGs que ahora guardan un silencio ensordecedor en Ucrania) cuando el presidente Bashar Al-Assad decidió restringir el acceso de “ayuda humanitaria” en algunos puntos concretos del país para tratar de evitar que la OTAN y sus aliados del Golfo enviaran más armas a los grupos terroristas yihadistas que combatían en Siria (uno de ellos el actual Estado Islámico que actúa ahora en Irak); y cuáles son ahora las opiniones de estos mismos gobiernos y medios de comunicación occidentales con respecto a la prohibición por parte del régimen neonazi ucraniano de que entre la “ayuda humanitaria” enviada por Rusia al este de Ucrania. El cinismo y doble rasero de occidente resulta escandaloso cuando comparamos su actuación antes en Siria y ahora en Ucrania, como destaca el investigador geopolítico y escritor Toni Cartalucci en su artículo Ucrania: esta vez occidente está del lado de los nazis.
 

Occidente adoptó un tono muy diferente cuando Damasco, y no Kiev, estaba bloqueando la ayuda que se enviaba a través de sus fronteras. (…) Y mientras el presidente estadounidense Obama dice que “cualquier intervención rusa sin el consentimiento de Kiev sería inaceptable y viola el derecho internacional”, hay que señalar que la OTAN y varios regímenes del Golfo Pérsico hicieron lo “inaceptable”, violando el “derecho internacional”, cuando enviaron suministros a los terroristas en Siria sin la aprobación de Damasco (…)

 
Pero además de desinformar también hubo sitio para manipular la breve noticia que ofrecieron sobre Ucrania en dicho “boletín informativo”. Lo hicieron de la siguiente forma: inmediatamente después de exponer fugazmente que se habían producido enfrentamientos entre el ejército ucraniano y los “separatistas pro-rusos”, el redactor se hacía eco de unas declaraciones de Vladimir Putin en las que el presidente ruso se comprometía a hacer todo lo posible para que estos hechos no se repitieran y que cesara el conflicto en Ucrania. Es decir, que tal y como estaba presentada la noticia, parecía que el responsable de lo sucedido era Putin y que con su declaración prácticamente se estaba disculpando por ello. El mensaje enviado a los oyentes es que Putin y Rusia, y no el régimen neonazi de Kiev, tienen en sus manos parar el “conflicto de Ucrania”. Esta pretendida distorsión de la realidad obedece al relato oficial difundido desde Washington por el gobierno de Obama que pretende presentar a Rusia como un país que está invadiendo a Ucrania y que pretende extender su expansión a toda Europa, algo que no sostiene el mínimo análisis de los hechos.
 
Por cierto, que estos grandes medios de comunicación jamás utilizan el término “régimen” para referirse a la Junta golpista de Kiev. Tampoco existe relación alguna entre el “gobierno ucraniano” y los grupos neonazis que controlan el ministerio del Interior y el de Defensa, entre otros cargos del “gobierno”. Según ellos la Junta golpista de la OTAN en Kiev es un gobierno legítimo democráticamente elegido en las urnas que defiende su soberanía frente a unos separatistas pro-rusos armados que causan el terror en Ucrania bajo las órdenes del Kremlin, dirigido por un presidente comparable con Hitler [1] que pretende invadir Europa y supone un peligro para la humanidad. Todo esto según la propaganda de Washington que mostrando un cinismo sin límites ejerce de juez y parte a la hora de extender por el mundo los títulos de “democracias” o “regímenes” siempre según sus intereses particulares. Precisamente ellos, las élites de EE.UU, que son los mayores criminales existentes sobre la faz de la tierra y suponen un auténtico peligro para la paz mundial.
 
Dos pequeños apuntes para finalizar:

Esta mañana del viernes en el momento que iba a publicar este artículo me encuentro en Público.es con una noticia sobre el bombardeo de la población civil en Donetsk este jueves cuyo subtítulo decía: “Es la primera vez que las fuerzas ucranianas disparan indiscriminadamente contra una ciudad tan poblada”. Más adelante el reporte que recoge Público citando a “agencias” habla de “839 muertos desde el estallido del conflicto” en Ucrania. ¿Pero es la primera vez que el régimen neonazi dispara contra una ciudad tan poblada en el este de Ucrania? ¿dónde estaban estos “periodistas”, por ejemplo, cuando el ejército y la Guardia Nacional neonazi ucraniana con el apoyo de militantes del Sector Derecho bombardearon el miércoles 28 de mayo una escuela infantil, un centro de salud, varias viviendas y tiendas en la ciudad de Slavianks (Donetsk)? ¿dónde estaban estos “periodistas” cuando dos días después, el viernes 30 de mayo, los nazis de Kiev bombardearon de nuevo varias viviendas, un hospital infantil, una policlínica y una escuela provocando varios muertos y decenas de heridos entre ellos siete niños? ¿dónde han quedado el resto de personas asesinadas que suman la cifra de más de 2.000 muertos en Ucrania desde abril? Ni siquiera cuando aparentemente pretenden informar sobre lo que ocurre pueden evitar mentir, ocultar, deformar la información, manipular los hechos. [leer mi artículo Las víctimas que no preocupan a los hipócritas gobiernos y medios de comunicación occidentales (publicado el 30 de mayo)]

Hace unos meses el secretario de Estado de EE.UU John Kerry arremetió contra la cadena Russia Today (RT) acusándola de ser un “megáfono de propaganda” del gobierno ruso. No fue la única vez que desde el Departamento de Estado se atacaba a este medio de comunicación. Ahora desde uno de los megáfonos de propaganda de Washington en España, el diario El País (grupo PRISA), arremeten también contra Russia Today siguiendo el ejemplo de sus superiores mediante un artículo titulado Teleputin, en el que acusan de forma bastante soberbia al canal RT de tener – entre otras cosas – una “visión maniquea del mundo”. Ni el autor del artículo ni la dirección de El País están en condiciones de rebatir o desmontar con argumentos y pruebas alguna de las informaciones que ofrece el canal ruso de TV. Sólo saben insultar y acusar sin pruebas, como su admirada CNN. No ocurre lo mismo al revés, ya que desde RT y otros muchos medios y páginas alternativas se desmontan a diario todas y cada una de las falsedades que se difunden desde estos grandes medios corporativos occidentales, que son propiedad y herramienta de las grandes corporaciones financieras y empresariales.

 

[1] Compararon al presidente Putin con Hitler: Hillary Clinton, el príncipe Carlos, o el ministro de Hacienda de Alemania. 

Anuncios

  1. Rafael Domínguez Losada

    Aconsejaría que, en lo posible, evacuen a las mujeres, niños, ancianos, enfermos e impedidos para Rusia, dejando abiertos los domicilios y ventanas para en lo posible evitar deterioros, y que los hombres válidos se entreguen a la lucha con voluntad de barrer con lo nazis.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s