LAS POTENCIAS OCCIDENTALES ARMAN, ENTRENAN, FINANCIAN Y UTILIZAN A LOS TERRORISTAS QUE DICEN COMBATIR

El gobierno neoliberal de Francia y el resto de gobiernos imperialistas occidentales han encontrado su “11 de Septiembre” particular que tanto tiempo llevaban esperando. Parece ser que ahora – si los acontecimientos geopolíticos no se lo impiden – están convencidos de haber encontrado por fin un pretexto definitivo para llevar a cabo una intervención militar en la República Árabe de Siria que cuente con el apoyo de la mayoría de los ciudadanos occidentales, o al menos que cuente con el silencio de la mayoría por miedo a ser acusados de “apoyar a los terroristas” si estos se oponen a la guerra. Tras los atentados ocurridos en Francia poco importa que las piezas del puzle no encajen y que los terroristas de París tuvieran todos nacionalidad europea y ninguno procediera de Siria, o que aparezcan y desaparezcan pasaportes falsos… sirios, casualmente. En las mentes de los sicópatas que dirigen los gobiernos y corporaciones occidentales todos los caminos les conducen a Siria.

Esta posible intervención militar, bendecida por unos ciudadanos atormentados por el miedo y el deseo de venganza hacia un enemigo común, es algo que llevaban tratando de ejecutar desde 2011 utilizando diversas campañas de propaganda mediática sobre los supuestos “bombardeos del gobierno sirio sobre su población”, al estilo de lo que ocurriera antes en Libia contra Gadafi cuando gobiernos, medios de comunicación, organizaciones humanitarias, etc. mintieron y manipularon a la opinión pública para justificar los “bombardeos humanitarios” de la OTAN [1]. Aunque realmente los planes de EE.UU y de las grandes corporaciones  para destruir y fracturar Siria (diseñados por think tanks como la Brookings Institución [2]), no sólo para saquear sus enormes recursos sino como paso previo para un asalto contra Irán [3], vienen de mucho antes de que se iniciara la guerra de invasión en 2011.

Todos aquellos que nos informamos a través de los medios alternativos y de analistas independientes sabemos desde hace mucho tiempo que EE.UU-OTAN y sus aliados en Oriente Medio (principalmente Israel, Turquía, Catar y Arabia Saudí, entre otros, como los servicios secretos de Pakistán) son los creadores de lo que ahora se llama el Estado Islámico. De hecho Estados Unidos lleva más de treinta años apoyando a Al Qaeda y a sus organizaciones filiales, desde al menos los años de la guerra afgano-soviética que comenzó en 1979, cuando la CIA reclutó y entrenó a más de 35.000 yihadistas (llamados “muyahidines” por aquel entonces) procedentes de 43 países diferentes para luchar contra la Unión Soviética. El posteriormente archiconocido Osama Ben Laden fue una creación de la CIA de aquella época precisamente. El líder del actual Estado Islámico, Abu al-Bagdadi, también es un muyahidín entrenado por el MOSSAD israelí, siendo su nombre real Eliot Shimon, hijo de padres judíos. También uno de los líderes de los llamados “rebeldes” en Libia, que llegó a ser Comandante en Jefe de la Fuerzas Armadas libias tras el asesinato de Gadafi, es Abdelhakim Belhadj, que es otro muyahidín entrenado por la CIA en tiempos de la citada guerra afgano-soviética. Lo mismo podríamos decir de Tarjan Batilashvili (el nombre verdadero de Al Shishani), conocido también como el “yihadista pelirrojo” y uno de los Comandantes del Estado Islámico en Siria, que recibió entrenamiento militar de las Fuerzas Especiales estadounidenses en Georgia y era su “alumno estrella”. La lista de ejemplos sería interminable.

“(…) El Estado Islámico (ISIS) fue originalmente una entidad afiliada a Al Qaeda creado por la inteligencia de Estados Unidos con el apoyo del MI6 de Gran Bretaña, el Mossad de Israel, la Inteligencia Inter-Servicios de Pakistán (ISI) y el General de Inteligencia de la Presidencia de Arabia Saudita (GIP) (…)” [4] 

Dando un salto en el tiempo, y después de iniciar varias guerras de invasión y golpes de Estado por medio mundo, llegamos a 2011 donde Estados Unidos y la OTAN aplicaron este mismo procedimiento terrorista en Libia primero y en Siria después, país donde todavía a día de hoy continúan luchando contra el legítimo gobierno de Bashar Al Assad. En Siria, no debemos cansarnos de repetirlo, nunca hubo una revuelta popular pacífica y masiva contra el “régimen” sirio que fuese “brutalmente reprimida” por el gobierno, tal y como nos cuentan a través de los grandes medios corporativos. Esta es la versión oficial de los hechos según Washington. La realidad es otra bien diferente, y las pruebas y evidencias de ello no cabrían en un solo artículo.

 

“(…) En el año 2008 el Departamento de Estado de Estados Unidos financia una organización, la Alianza para los Movimientos de la Juventud, que serán los que preparen los disturbio y a los líderes que actuarán 2011 en la llamada “Primavera Árabe”, algo que muestra que dicho movimiento tuvo poco de espontáneo y menos de popular y autóctono. Detrás de esta alianza estaban organizaciones como la Freedom House, la NED y otras como el International Republican Institute o el National Democratic Institute. Todas ellas bajo el control y orden del Departamento de Estado y de las corporaciones económicas. La “Primavera Árabe” la creó la administración estadounidense para conseguir objetivos políticos, económicos y militares largamente deseados. Y tuvo para ello la ayuda inestimable de las organizaciones humanitarias y de la propia izquierda. (…)”  [5]

 
Con respecto al inicio de las revueltas “pacíficas” en Siria, me parece muy interesante recuperar este magnífico documento sonoro que podemos ver más abajo. Es del año 2011, año en el que supuestamente se inició la “revuelta popular” o “primavera árabe” en Siria y que han conducido al país al caos y la barbarie más absoluta. En el vídeo podemos escuchar cómo un ciudadano sirio residente en París interviene en directo en un programa de la radio francesa RCM para denunciar que la prensa occidental está mintiendo (incluido el propio conductor del programa) sobre los hechos que tenían lugar por aquel entonces en Siria, que es su país de origen y donde reside toda su familia. Según explica el oyente, las manifestaciones que se estaban produciendo, muy al contrario de lo que estaban contando los grandes medios de comunicación, eran minoritarias y muy violentas y no representaban en absoluto a la mayoría del pueblo sirio. En aquellos momentos Stephane, que así se llama el oyente, hablaba de 120 policías asesinados por grupos armados (llamados “rebeldes” o “oposición moderada” por los grandes medios y gobiernos de la OTAN) que están tratando de sembrar el caos, y que estos “rebeldes” amenazan de muerte a la población de esas ciudades para que salgan a las calles a manifestarse en contra del gobierno de Bashar al Assad. Stephane relata que incluso algunos de sus familiares que residen en la ciudad de Hama tuvieron que huir tras negarse a participar en esas revueltas violentas.

“(…) Francotiradores de élite del Ejército francés dispararon en 2011 desde los tejados de la ciudad de Bengazi contra manifestantes y fuerzas de seguridad libios, comenzando el manido mito de los ataques del “régimen” contra su propia población que no es más que un fiel calco de lo que tuvo lugar durante las primeras manifestaciones de Daraa en Siria. (…)” [6]

En Siria nunca hubo unas “espontáneas”, “masivas” y “pacíficas revueltas populares” contra el gobierno. Sino que varios grupos de mercenarios llegados de distintos países, pagados por las dictaduras petroleras del Golfo y dirigidos por EE.UU-OTAN y sus aliados en la región, sembraron el terror introduciendo “escuadrones de la muerte” en Siria con el fin de derrocar al gobierno como habían hecho meses antes en Libia con Gadafi utilizando el mismo procedimiento del terror y la posterior propaganda mediática.

“(…) Los oficiales atónitos hicieron contacto con Mahdi al-Harati quien les dijo que había viajado a Francia, Estados Unidos y Qatar el mes anterior y que los representantes de una agencia de inteligencia estadounidense le habían dado una cantidad significativa de dinero para que ayudara en los esfuerzos por derrocar a Gadafi. También mencionó que dejó dos sobres con su esposa en caso de que lo mataran y llevó consigo el resto del dinero en efectivo cuando regresó a Libia. (…)” [7]

Las pruebas y evidencias que existen sobre todo esto son abrumadoras, y sólo el silencio y la censura existentes en los grandes medios de comunicación impide que la mayoría de los ciudadanos conozcan la verdad.
 

Teniendo en cuenta esta información y otra mucha que sería imposible abarcar en este artículo, resulta indignante y vergonzoso escuchar a Francois Hollande y otros gobernantes de la OTAN levantar la voz y agitar la bandera de la “lucha contra el terrorismo” cuando son ellos mismos quienes parieron, alimentaron y utilizaron para satisfacer sus intereses privados a los grupos terroristas que ahora atentan contra Occidente en su propia tierra.

Los servicios de inteligencia franceses llevan cinco años armando y prestando apoyo logístico a los terroristas que luchan en Siria. Y digo terroristas yihadistas porque no existe una “oposición moderada” ni “luchadores por la libertad” en Siria luchando contra el “régimen de Al Assad”, tal y como nos cuentan los medios y gobiernos occidentales para justificar su apoyo a los mercenarios sanguinarios que actúan bajo sus órdenes en Irak, Libia, Siria, etc. Los diferentes grupos que actúan en Siria, incluido el Frente Al-Nusra al que Francia apoya incondicional y públicamente, es el brazo ejecutor de Al Qaeda en Siria. ¿Acaso para los gobiernos franceses de Sarkozy y Hollande existe una Al Qaeda “moderada” o “rebelde” y otra “terrorista” y “criminal”? “En Siria, está ampliamente demostrada la presencia de oficiales franceses a la cabeza de los grupos armados en momentos en que perpetraban crímenes contra la humanidad”, afirma Thierry Meyssan en su artículo La República Francesa como rehén.

Francia, desde un punto de vista geopolítico, está recogiendo como Estado el terror que sembró durante años en Oriente Medio y África. Por desgracia, como siempre, las consecuencias directas de sus guerras las sufren las clases populares y los civiles inocentes de aquí y de allá.

“(…) No es misterio para nadie y menos para los devaluados Servicios de Inteligencia francesa, que muchos de los humillados, desempleados y perseguidos por leyes draconianas y racistas que habitaban en la “Banlieue” parisina, fueron cooptados primero por el Frente Al Nusra y luego directamente por el ISIS para que sean parte de la experiencia de sembrar el terror en Siria e Iraq y lo más paradójico es que salieron desde el territorio francés en numerosas ocasiones con el visto bueno de un gobierno que los sintió como sus “soldados de avanzada”. En ese momento, las masacres que esos mercenarios producían en Mossul, Raqqa, Aleppo, Homs o en Palmira, no preocupaban a Sarkozy ni tampoco a Hollande. Eran “daños colaterales” lejos de la comodidad parisina que hasta ese momento parecía blindada, inviolable. Tampoco dijeron nada importante del atentado sangriento cometido esta semana en El Líbano y seguramente muy festejado en Tel Aviv o en la Casa Blanca, ya que en esa ocasión la matanza ocurría en un barrio controlado por Hezbolah. En este caso, los muertos eran tan árabes como los palestinos asesinados en estos días en Cisjordania o en Gaza, cuyos nombres no cuentan para los grandes medios, como tampoco el dolor de sus familiares o las imágenes dantescas de sus viviendas arrasadas. Eso no tiene más que un nombre: doble rasero, praxis mentirosa, odio al diferente. (…)” [8]

Finalmente podemos concluir que la coalición internacional compuesta por 40 países y encabezada por EE.UU. para “luchar contra el terrorismo”, no busca eliminar al Estado Islámico, ni mucho menos. En realidad esta coalición busca derrocar al gobierno de Bashar Al Assad valiéndose para ello de los grupos terroristas a los que cínicamente dice combatir. Esta realidad silenciada por los grandes medios atlantistas quedó totalmente al descubierto tras la decisión de Putin el pasado 30 de septiembre de intervenir militarmente en Siria bombardeando las posiciones del Estado Islámico. Rusia, con el apoyo y el consentimiento de los gobiernos de Siria e Irak, causó en apenas unas semanas mucho más daño al Estado Islámico que EE.UU. y sus aliados en un año de supuestos bombardeos contra los terroristas yihadistas. La coalición de la OTAN jamás atacó los pozos petroleros que explotan los terroristas ni las caravanas de camiones cisterna que cruzan a Turquía e Irak para vender ese petróleo. Ni muchísimo menos dejaron de financiarlos directamente.

“(…) Bradley Birkenfeld, un analista y banquero estadounidense que trabajaba para el banco suizo UBS, “descubrió 19.000 cuentas secretas en dicha entidad, que acumulaban 54.000 millones de dólares”. Unas cuentas que “compartían el gobierno de EE.UU., el británico, Arabia Saudita y los terroristas”.(…) Después de aquello, recuerda que el gobierno estadounidense, en lugar de premiar a Birkenfeld, “lo metió en la cárcel, y a muchos otros que trabajaron para la empresa Booz Allen Hamilton Inc. en la que estuvo Edward Snowden y que era experta en la financiación del terrorismo, cuya historia está vinculada con todo esto” (…)” [9]

¿Cómo explican los implicados estas cuentas en Suiza y en otros bancos con sede en la City de Londres? ¿Cómo explican los dirigentes de la USA/OTAN que en más de un año de supuestos bombardeos contra los yihadistas no hayan atacado ni una sola vez a una de sus principales y más evidentes fuentes de financiación? ¿Cómo se explica que a pesar de esta ofensiva “antiterrorista” y de más de 8.000 operaciones de la aviación de la OTAN, el Estado Islámico no sólo no haya perdido ningún territorio sino que haya aumentado su número de integrantes? Una vez más fue Rusia y su presidente Vladimir Putin, que sí está realmente bombardeando los pozos petroleros del ISIS y obligando a los terroristas a huir como ratas, quien puso en evidencia esta situación y la denunció públicamente presentando en la Cumbre del G-20 las fotos y pruebas de todo ello.

Lo que sí podemos afirmar es que estas “operaciones antiterroristas” sí causan estragos entre las poblaciones civiles que sufren el “humanitarismo” de Occidente. De estos muertos, de estas víctimas inocentes, ni una sola palabra de condena ni una sola lágrima por parte de los grandes medios de comunicación y gobiernos occidentales. Tampoco vemos por ningún lado una campaña como las que hemos visto en otras ocasiones por parte de las ONG más conocidas, como por ejemplo Médicos Sin Fronteras, a pesar de que esa misma organización sufrió en sus propias carnes la eficacia de los “bombardeos humanitarios” de la OTAN.
 



NOTAS
 
 
[2] Los planes de la corporaciones occidentales hacia Siria,- Mikel Itulain (¿Es posible la paz? 20/10/2015)
 
[3] Multipolarism Solves Syria at the Source,- Toni Cartalucci (New Eastern Outlook, 16/10/2015)

[4] America’s “Global War on Terror”, Al Qaeda and the Islamic State (ISIS),- Michel Chossudovsky (Global Research, 16/11/2015)

[5] Las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular ni pacífica.,- Mikel Itulain (¿Es posible la paz? 1/5/2013)

[6] La tragedia de París, como excusa perfecta para la intervención de la OTAN en Siria ,- Alberto García Watson (Hispan TV, 19/11/2015)

[7] La sangrienta revolución siria patrocinada por la CIA – ¿Una distracción?,- Joe Quinn (Sott.net, 8/2/2012)

[8] ESPECIAL Atentados en Francia: ¿El horror en París es diferente al de Siria, Iraq, Palestina y El Líbano?,- Carlos Aznárez (Resumen Latinoamericano, 14/11/2015)

[9] Declaraciones del escritor y ex-espía Daniel Estullin publicado por Walter Goobar (Sputnik, 29/10/2015)

Anuncios

  1. Mikel Itulain

    Las grandes empresas se hicieron con el control de los medios de comunicación y se ocultó la realidad del mundo a la gente. Blogs como este, con el esfuerzo personal, nos devuelven la dignidad del periodismo y el amor a esa verdad tan mancillada.
    Una gran alegría volver a tenerte aquí Adolfo.

    Me gusta

  2. ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ

    Esa ocultación de la verdad, esa otra versión de los hechos que se nos oculta, es la que permite que los ciudadanos apoyen a los verdugos. Sin medios libres e independientes no hay democracia posible.

    Gracias Mikel. Ya sabes que tu blog es una referencia para mi. Yo también me alegro del reencuentro. Un saludo.

    Me gusta

  3. Rafael P.S.

    Cordiales saludos rafaelianos. Creo que este post de mi blog puede interesarle a alguien:

    https://thescarletrevolutionary.wordpress.com/2014/05/17/10-claves-para-meditar-sobre-boko-haram-el-norte-el-sur-y-los-papeles-que-cumplir/

    Es muy reconfortante que existan y surjan medios alternativos periodísticos que practiquen la muy necesaria labor contrainformativa opuesta a las sucias artes de los medios de (in)comunicación hegemónicos.

    Me gusta

  4. ADOLFO FERRERA MARTÍNEZ

    La verdad es que gracias a internet uno descubre otras fuentes de información muy necesarias para comprender lo que ocurre. El problema es que esos medios alternativos siguen teniendo una difusión muy pequeña. La mayoría sigue informándose a través de los grandes medios de manipulación masiva. Y así nos va. Hay que seguir aportando humildemente nuestro grano de arena.

    Muy interesante tu artículo y tu blog Rafael. Un saludo.

    Me gusta

  5. Pingback: Los creadores de Al Qaeda/ISIS dirigen la Guerra Global Contra el Terrorismo | El Mirador Global

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s